¿Quién dijo el primer “Te amo”?

Hay tanto suspenso y entusiasmo en las relaciones de noviazgo cuando llega ese primer “te amo”. Ya sea escrito en un mensaje de texto, mediante una carta o una llamada, quizás en una nota de voz o más emocionante aún, cara a cara. ¿Recuerdas quién dijo el primer te amo? ¿Fuiste tú o fue tu pareja? Si estás soltera ahora, pero estuviste en una relación, también podrías responder estas preguntas. Si nunca has tenido pareja, puedo casi asegurar que te entusiasma pensar en cómo será ese momento.

Dicen que quien se expresa primero es quien más ama, y hay un sin número ideas un poco fuera de órbita con respecto a este tema. Sí, es cierto, esto puede generar pequeñas discusiones en algunas parejas, tratando de recordar quién dijo te amo primero. Puede que ganes esa disputa, pero hay una donde por más que intentes, ya perdiste. Continúa leyendo para que puedas descubrir exactamente de qué se trata.

Al referirnos acerca del amor de Dios, sería una pérdida de tiempo el intentar argumentar al respecto. ¡Dios lo dijo primero! (1 Juan 4:19). Hay un grupo enorme de características para describir el amor de Dios. ¿Te gustaría que veamos algunas de ellas?

Su amor por nosotros no tiene fin

El amor de Dios es eterno (Jeremías 31:3). Así como vemos en Jeremías, Dios nos ama antes de que naciéramos. Antes de que nosotros existiéramos en el plano terrenal, estábamos en la mente de Dios y ya nos amaba.

Puedes empezar a indagar y te darás cuenta de que tu historia de amor con el Padre tuvo sus inicios antes de tu nacimiento (Salmos 139:16), o podrías irte más atrás con la fundación del mundo, en ese preciso momento cuando te diseñó (Genesis 1:27). El nos creó porque nos amó. El es amor y su amor es desde la eternidad hasta la eternidad, tal como Él. Dios no puede negar el amor porque esa es Su esencia. Ni siquiera siguiendo el hilo de amor de las cuerdas con las que Él nos sostiene podremos llegar a comprender cómo es que Dios nos ama desde hace tanto tiempo. Es tanto el tiempo que Dios tiene amándonos, que es infinito igual que Él.

¡Espera! Eso no es todo.

El amor del Señor no tiene límites

Más allá de solo decirnos te amo, Dios se asegura de demostrarlo una y otra vez. Amar es su naturaleza (1Juan 4:8). Nos ha dicho te amo en muchas ocasiones aun en las otras obras de Su creación (Génesis 1:1-25), porque en esos momentos también pensó en ti y en mí.

El amor de Dios es desprendido

Su amor es tal que aún con todo lo mencionado, se ha entregado a sí mismo, por medio de Su Hijo amado, para salvarnos y regalarnos una vida eterna con El, si creemos en El (Juan: 3:16). Nos ama tanto que quiere pasar la eternidad con nosotros. Si quieres una muestra de amor más grande que esta, no existe. Dios mismo dejó su trono para venir a un mundo caído que le rechazaba y aun sigue haciéndolo; soportó dolores tal cual lo describe la Biblia en el capitulo 53 del libro del profeta Isaías; y murió de la forma más despreciable de aquella época, pero Su amor lo levantó de la tumba, venciendo a la muerte y el pecado, por ti y por mí. ¡Qué bueno es nuestro Dios!

Deja ya de pensar en quién dijo o dirá te amo primero; más importante es cuándo y cómo Dios lo dijo, lo dice y te lo seguirá diciendo. No te niegues al amor de Dios.

¡Dios dijo te amo primero!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.