Permanece en la verdad

En el famoso relato griego sobre el héroe Jason y los Argonautas, hay una parte de la historia que cautiva mi atención, y es aquella que se sucede en el regreso triunfal de los guerreros a Yolcos. En su viaje, debían atravesar un estrecho lugar donde se rumoraba que las sirenas, seres mitológicos con facciones humanas y cuerpo de pez, guiaban con hermosos cantos a los hombres hasta arrecifes donde hacían naufragar las embarcaciones para devorar a los tripulantes. Con el conocimiento previo de esta realidad y las historia de cómo su tío Odiseo había sorteado a las  míticas criaturas, Jason se dirigió hacia el famoso estrecho con un plan muy diferente, él no solicitó ser atado al mástil, sino que llevó en su embarcación a Orfeo, considerado por algunos como el padre del canto, según la mitología los dioses le dieron su hermosa voz, cuando él cantaba las fieras se aquietaban, y así mientras pasaban por la isla de las Sirenas, este, sacó su lira y comenzó a cantar, todos quedaron encantados con su voz que era más bella que la de las Sirenas y así salvó a los tripulantes del Argos del fatal destino que les esperaba.

Nosotras vivimos en tiempos muy convulsos, estamos en medio de una sociedad turbulenta que va directo a un cataclismo. Aún en nuestros días podemos encontrar cantos de sirenas modernas que, aunque fuera del agua, hipnotizan con todo tipo de ideologías, sistemas de creencias y “valores” completamente contrarios a la verdad de Cristo, mentiras teñidas de verdad que a simple vista suenan tan lindas como la voz de esas criaturas mitológicas, pero que al escuchar y dejarnos llevar nos conducen a la perdición, cómo le sucedió a Eva con la serpiente en el jardín.

Pero ¿Cómo podemos permanecer firmes en la verdad en medio de esta guerra?

Lo cierto es que Cristo ya ha vencido al mundo y su sistema (Juan 16:33) aunque parezca lo contrario. A veces puede parecer desalentador como la maldad avanza y ciertas posturas y leyes anti Dios toman fuerzas en todo el mundo, sin embargo, ningún propósito Suyo puede ser estorbado (Job 42: 2) ninguno de Sus planes puede ser frustrado (Isaías 14:27) aunque las fuerzas del mal marchen y luzca como si obtienen la victoria, el “consumado es” de Jesús en la cruz marcó el final del poder de las tinieblas sobre la humanidad y un día, no muy lejano, pondrá en orden todo cuanto a Él pertenece ¡Esa es nuestra bendita esperanza! Y, mientras eso acontece, debemos permanecer firmes en lo que hemos aprendido, haciendo que la palabra de Dios resuene tan alto que sea imposible escuchar el canto de las sirenas.

  1. Permanece firme en lo que has aprendido

Este fue uno de los consejos que le dio el apóstol Pablo a su joven discípulo Timoteo:

Tú, sin embargo, persiste en las cosas que has aprendido y de las cuales te convenciste, sabiendo de quiénes las has aprendido. 2 Timoteo 3:14 (Negritas añadidas)

En una sociedad llena de malos hombres, engañadores que iran de mal en peor tratando de seducir a todos cuanto puedan, Pablo le dice, persiste en lo que has aprendido, en la Verdad.

No importa que ahora muchos digan que la verdad es relativa, que nadie tiene la verdad absoluta o que puedes crear tu propia verdad y vivir de acuerdo a ella, ¡Dios es la verdad y Su Palabra es absoluta! Agradar a Dios con un sistema de creencias creado por el hombre es imposible, porque por naturaleza todo aquello que este pueda crear, estará lejos de Dios, centrado en sí mismo, en sus deseos, en sus placeres, en sus necesidades.

Hoy más que nunca debemos ser intencionales en llenarnos de la verdad, vivir de todo lo que procede de la boca del Señor (Deut. 8:3). Ir a Su Palabra y estudiarla a profundidad hasta que lleguemos al conocimiento pleno del Hijo de Dios,para que no seamos sacudidas por las olas y llevadas de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error (Efe. 4:13-14)

  • Identifica la verdad del error

En el relato del inicio, los hombres que eran seducidos por las hermosas voces de las sirenas al final terminaban siendo devorados por ellas mismas. Al igual que en el jardín del Edén, una propuesta que parecía ser buena condujo a todos los seres humanos a la muerte.

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. Rom. 15:12

Ten cuidado con lo que estás consumiendo, aunque parezca ser bueno, en el fondo puede que no lo sea, que no te edifique, que no te sea de provecho para la vida eterna, hoy tenemos que saber discernir entre lo bueno, lo muy bueno y lo excelente, y la mejor manera de hacerlo es profundizando en la verdad de Dios.

En 2 de Timoteo 3, el apóstol nos advierte sobre el carácter de los hombres en los postreros días, luego de mencionar una lista de características que los definen y que te motivo a ir a tu biblia y leerla, dice que tendrán apariencia de piedad, pero que a esos debemos evitar.

Porque entre ellos están los que se meten en las casas y llevan cautivas a mujercillas cargadas de pecados, llevadas por diversas pasiones, siempre aprendiendo, pero que nunca pueden llegar al pleno conocimiento de la verdad. Vs. 6-7 (Negritas añadida)

Estas mujeres están siempre aprendiendo, pero no pueden llegar al pleno conocimiento de la verdad, se alimentan de todo lo que ven en las redes sociales, en las series de televisión; de la sabiduría de los couches, influencers, youtubers, cantantes, presentadores de TV, de todo lo que leen en las revistas y por esto son llevadas cautivas con gran facilidad, cautivas a sistemas de creencias mundanos que conducen a la muerte.

  • Sé intencional en compartir la verdad a la siguiente generación

En Deuteronomio 6 del 6 al 9, Dios le dice a su pueblo:

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y diligentemente las enseñarás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Y las atarás como una señal a tu mano, y serán por insignias entre tus ojos. Y las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas.

Después que Moisés murió, Dios levantó a Josué para que guiara a Su pueblo, luego Josué murió y toda aquella generación también, y en Jueces 2:10b leemos: y se levantó otra generación después de ellos que no conocía al Señor, ni la obra que Él había hecho por Israel.

Y el versículo 11 comienza diciendo: Entonces los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos del Señor…

¡En tan solo una generación el pueblo de Dios olvidó Sus grandes proezas! La generación anterior olvidó ser diligente en enseñarle a sus hijos y a los hijos de sus hijos sobre Aquel que con mano fuerte los sacó de Egipto, los libertó de la esclavitud, los condujo por el mar, los guio en el desierto y les dio una tierra que fluía leche y miel.

Este llamado permanece para nosotras hoy, tenemos la responsabilidad de, con diligencia hablar de la verdad de Cristo a la siguiente generación, debemos ayudarles a identificar el canto de las sirenas, que la voz de Dios les sea conocida, les sea aún más hermosa, velar por ellos, orar por ellos y apuntarles al Salvador, hacer discípulos. Debemos contrarrestar el mensaje del mundo con la Palabra de Dios. Destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo. 2 corintios 10:5

Mis hermanas que Cristo nos encuentre firmes, velando y orando en medio de estos tiempos oscuros, como dice Colosenses 2:7 Arraigados y sobreedificados en Él, y confirmados en la fe.

¡Dios te bendiga!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.