Consejos sobre la pureza para mi hermana en sus 15

Cuando mi hermana, quien es menor que yo, cumplió sus quince años, sentí la necesidad de advertirle sobre las tentaciones que podría enfrentar en su adolescencia, y también de aconsejarle para que pudiera vencerlas y que estas no le tomaran por sorpresa. No pude pensar en una mejor manera de hacer esto que escribirle una carta, la cual ella pudiera guardar y leer cada vez que lo necesitara. Esta carta es la que les comparto hoy. Quiera el Señor también usarla para tu edificación.

“Querida hermanita quinceañera:

Es increíble como pasa el tiempo y hoy ya eres una joven mujer. Estás en una hermosa etapa de la vida en donde todos tus sueños parecen estar al alcance de tus manos, y es probable que en uno de ellos esté el encontrar a tu “príncipe azul”. Todas hemos pasado por ahí y es muy probable que, si está en la voluntad de Dios, en un abrir y cerrar de ojos encuentres a ese compañero de vida con el que te casarás y tendrás una hermosa familia. 

Esto es por lo que quiero aprovechar la oportunidad para aconsejarte con relación a la pureza sexual. Estos años previos al matrimonio tienden a convertirse en años de muchas emociones y tentaciones en dónde deberás elegir vez tras vez agradar al Señor antes que cualquier cosa. 

Mi anhelo más grande para ti en cuanto a las relaciones sexuales es que te mantengas pura hasta que llegue el momento en el que digas: “Sí, acepto”; por lo que quiero darte las pautas que necesitas para agradar a Dios en este aspecto durante los años que se aproximan. 

La pureza sexual es uno de los atributos más bellos que puede tener una mujer, es un tesoro que el esposo anhela de la mujer que ha elegido para casarse y es un regalo de gran cuidado que Dios te ha dado (1Tesalonicenses 4:3). Si dispones tu mente, cuerpo y corazón para permanecer pura hasta el matrimonio, entonces serás feliz de haber honrado al Señor y al hombre al que llamarás tu esposo.

Cuando hablo de pureza me refiero a decir “no” a las relaciones sexuales, y a todo lo que tenga que ver con ellas hasta el momento en que te cases. Debes cuidarte de no pecar ni de pensamiento ni con tus acciones. Este tema es tan delicado que te puede dañar aun cuando no lo practicas físicamente, si es algo en lo que piensas o de lo que hablas indecorosamente con tus amistades. No seas como una mujer necia cuyas acciones no honran al Señor. Recuerda además que las mismas, tienen peores consecuencias de las que muchas veces podemos imaginar. Por eso aquí te enseño algunas prácticas que debes tomar en cuenta: 

· No hables de temas sexuales con tus amistades. (1 Corintios 15:33) La sexualidad es algo privado que no debe hablarse en público y no es tema de conversación apropiado entre jóvenes que no estén casados. Cuida lo que escuchas y lo que ves.

· No dejes que los hombres o compañeros varones te toquen de manera inapropiada ni que tengan un acercamiento físico contigo. Aunque ciertos toques podrían parecer inofensivos, los varones perciben estas cosas de manera diferente a nosotras y pueden malinterpretarlo como señales erróneas y en el momento en que menos lo pienses pueden intentar cruzar los límites contigo. 

· No aceptes un noviazgo cuando todavía no tienes una edad apropiada para casarte. En la Palabra de Dios no encontramos el término “noviazgo”, pero sí vemos que en los tiempos bíblicos existía el acuerdo o compromiso de casamiento, y aunque hoy día esto se ha desvirtuado, en el cristianismo todo el que acepta estar en una relación de noviazgo, debe ser consciente de que está diciendo que esa es la persona con la que está considerando contraer matrimonio, no simplemente pasar un rato. 

· No incurras en prácticas sexuales con un hombre que no es tu esposo. Muchas jóvenes tienen relaciones sexuales con sus novios e incluso con amigos, aunque no necesariamente concluyan el acto sexual en sí. La inmoralidad sexual es un pecado que el Señor aborrece. Los demás pecados son fuera del cuerpo, pero este es contra nuestro propio cuerpo, que es templo del Espíritu Santo, como dice en 1 Corintios 6:18: “Por eso, precisamente, les digo que huyan de los pecados sexuales. Ningún otro tipo de pecado afecta al cuerpo como este. Cuando uno comete esos pecados, peca contra su propio cuerpo.”

“La mujer no tiene derecho sobre su cuerpo, porque este le pertenece a su esposo. Tampoco el hombre tiene derecho sobre su cuerpo; pues le pertenece a su esposa.” 1 Corintios 7:4

Cuídate de caer en estas acciones. Aunque algunas parecen inofensivas, ciertamente son todo lo contrario, son en extremo peligrosas y pueden arruinar tu vida. Recuerda que hacer las cosas a la manera del Señor te traerá paz y felicidad.

“Porque yo sé los planes que tengo para vosotros» —declara el Señor— «planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.” Jeremías 29:11

Además, mantenerte sexualmente pura te permitirá disfrutar al máximo de las bendiciones y vivencias propias de la etapa en la que estás, aprendiendo y creciendo para la etapa que vendrá después. Recuerda que este es el tiempo de concentrarte en servir y conocer a Cristo, pues son los años de más vigor y los frutos serán incalculables. 

“Acuérdate, pues, de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y se acerquen los años en que digas: No tengo en ellos placer.” Eclesiastés 12:1

Es mi deseo que puedas seguir estos consejos y vivir la hermosa vida que Cristo tiene para ti en los años por venir. 

Te quiero.”

Pido al Señor que recibas estas palabras como si también fueras mi hermana menor, y lo cierto es que muy probablemente sí seas mi hermana en Cristo, y como tal, deseo lo mejor para ti, por lo que espero tomes en cuenta estos consejos y los puedas aplicar en tu día a día. 

El Señor te bendiga.

Ardys Fernández de Martínez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .