Perspectiva correcta del amor propio

Si tienes una cuenta de Instagram seguro que ya te has percatado de que hay miles de páginas que apuntan hacia el amor propio. Nos hablan del valor que tenemos como seres humanos y nos invitan (sobre todo a las mujeres) a tener una exagerada alta estima que nos conduce a vernos superiores a los demás, mientras que la Biblia nos indica que estimemos a otros como superiores a nosotros mismos (Filipenses 2:3).

Las redes, sobre todo, nos están vendiendo el amor propio como un estilo de vida donde tú eres el centro. No está mal que te valores a ti misma. Es importante trabajar en nuestra seguridad y en nuestra estima. Pero debes tener mucho cuidado con no caer en exageraciones y filosofías erradas acerca del amor propio (Romanos 12:3). Esto es un arma de dos filos. Eres valiosa para Dios (Jeremías 31:3). Puede que lo sepas, pero aún no terminas de creerlo. También tenemos el otro extremo donde tergiversas tu valor en Cristo y llegas a pensar que tu nivel espiritual es tan superior que eres un “ángel de paso aquí en la tierra” (1 Corintios 10:12). Ambos polos están incorrectos.

Hay mentiras que estamos creyendo. Hay que identificar toda ideología pecaminosa, esa mezcla de mentira con verdad para confundirte. La misma estrategia que usó Satanás con Adán y Eva (Genesis 3:1-5), idéntico a la provocación que el enemigo le hizo a Jesús en el desierto (Mateo 4:1-11). Ahora veamos como la Biblia desenmascara esta ideología oculta en las siguientes frases:

  1. “Tú eres lo más importante. Si te sientes bien contigo misma, no importa lo que opinen los demás porque no se trata de ellos sino de ti.”

 ¿Qué amor propio es este? Se supone que si nos amamos a nosotros mismo estamos en la capacidad de amar a los demás. Dios nos dice que amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos, porque, de hecho, ya nos amamos. En el Nuevo Testamento, Jesús dijo en el evangelio de Juan 13:34 que amemos a nuestro prójimo como Él (Cristo) nos ha amado. Aquí ya la medida no es el amor a nosotros mismo sino el amor de Cristo para con nosotros.

  • “Es tu vida y la vives como tú quieres y con quien quieres.”

Cuando venimos a los pies del Señor somos nuevas criaturas y ya no vivimos nosotras, sino que Cristo vive en nosotras (Gálatas 2:20). Como creyentes debemos despojarnos de todos los malos hábitos que teníamos y vivir para Cristo (Efesios 4:22-24). Una vez hemos aceptado a Cristo, tenemos la mente de Cristo, el sello de Su Espíritu y ya no nos pertenecemos a nosotras mismas, sino a Él.

  • “Allá ellos los que no ven lo grandiosa que eres.

El verdadero amor propio encuentra su sentido en la cruz, cuando reconocemos que nuestro valor fue pagado a precio de sangre. El alto precio de nuestra salvación fue la sangre de Cristo derramada para rescatarnos. La razón por la cual debemos amarnos es porque apreciamos a Cristo en nosotros, Su semejanza en mí. Nos hizo aceptos delante del Padre. Su amor nos embellece. Lo bueno que hay en nosotros fue puesto por Él. Nos hizo a Su imagen y semejanza (Génesis 1:26). Lo que ocasiona que otros nos amen es que ven a Cristo en nosotros.  Le debemos a Dios todo lo que somos (Salmos 8:3-8).

  • “Tú eres perfecta, así como eres.”

La perfección que el mundo te dice que tienes es una que te hace creer que no hay pecado en ti y en tu forma de ser. Esa es otra gran mentira. La Biblia nos habla de ser perfectas, pero la perfección que Dios pide de nosotros en una perfección para santificación (Mateo 5:48). Dios quiere que nos presentemos aprobados, como obreros que no tienen de que avergonzarse.

Si requieres tener un modelo de amor propio, mira a Cristo. El no estimó el ser igual a Dios (Filipenses 2:6-8). El Mesías pudo venir a la tierra en carrosa, con una corona y todos los lujos considerados dignos de un rey, pero no lo hizo, aun sabiendo que él es Rey de Reyes, no se aferró a lo que Él es para mostrarse a los hombres y no los humilló presumiendo quien era.

Amor propio es cuidarme porque entiendo que fui creada a imagen y semejanza de Dios.

Querida lectora, si has estado alimentando en ti cualquiera de estas ideas mundanas de amor propio es tiempo de que te desintoxiques con los poderosos principios que nos dejó nuestro Padre en las Sagradas Escrituras. Encuentra tu valor en el Cordero.

Bendiciones!

3 comentarios sobre “Perspectiva correcta del amor propio

  1. Dios le bendiga. Es muy cierto este punto de vista sobre el amor propio en estos días. Pero como cristianas e hijas de Dios que somos tenemos el mejor antídoto contra este virus, que afecta nuestra sociedad y también al cuerpo de Cristo. Y la mejor forma es mirándonos como Cristo nos ve . Ni más ni menos siempre como Cristo nos ve .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .