Mi novio no es cristiano

No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas? 1ra Corintios 6:14.

Quise hablar de este tema, porque casi estuve ahí. Hace muchos años me enamoré de un no creyente y aunque no llegamos a tener una relación, por varios meses escuché su proposición, pero gracias a Dios, por medio de una buena amiga que me aconsejó y confrontó, no caí en la trampa de mi corazón engañoso. Este siempre ha sido un tema común entre las jóvenes de la iglesia y también muy delicado de tratar. A las chicas que están luchando con esto se les hace muy difícil tomar la decisión de dejar este tipo de relación por diferentes razones.  Si viniste al evangelio y ya tenías una relación de noviazgo con un no creyente debes dejarlo. Si eres cristiana y te has involucrado con un inconverso debes abandonar esa relación. Según este versículo que acabas de leer, Dios dice que no y esto debe ser suficiente para obedecer. Pudiéramos terminar el articulo aquí, porque ya Él lo dijo y no hay excepción alguna, pero quiero llevarte a un análisis consiente antes de ver el “no” como algo que te afecta o te daña, así que vamos a reflexionar.

Una comprensión clara de lo que es el matrimonio.

Por la gracia de Dios estoy casada, y en mi experiencia, y sobre todo lo que dice la Biblia, he comprobado que el matrimonio no es para dejar de sentirme sola, no es una celebración de dos horas, no es una relación para tener hijos, o para dejar de sentir tentación sexual, tampoco es para sentirme amada. Se podría decir que estas razones son una parte en el matrimonio, pero no son el objetivo final por el cual Dios lo creó. Si tienes una definición distorsionada del matrimonio entonces las razones para querer casarte o tener un novio serán incorrectas. Me gusta como John Piper define el matrimonio en su libro “Pacto Matrimonial”: El matrimonio es un pacto sagrado, es para toda la vida. Está diseñado por Dios para mostrar su gloria de una manera que ningún otro acontecimiento o institución puede hacerlo. Es exhibir la relación del pacto de Cristo con su Iglesia, esa es la razón por la que existe el matrimonio. Leer por favor Mateo 19:4-6 y Efesios 5:22-33. Si entiendes esto, entonces orarás para tener una relación de noviazgo que te lleve a ese propósito. Para que un matrimonio honre a Dios y sea el reflejo y la representación de ese pacto entre Cristo y Su iglesia, tiene que ser entre dos personas que tengan como meta ese mismo fin y eso solo se da cuando los ojos de un ser humano son abiertos por el poder del Espíritu Santo y entiende que su razón de vida es darle gloria a Dios.

También hay elementos que se deben dar en una relación de matrimonio (Proverbios 5:18-20; Efesios 5:22-33; 1ra de Pedro 3:7) amor, servicio, fidelidad, perdón, liderazgo amoroso, sumisión, discernimiento, sabiduría, tolerancia, etc. Si encerramos todo esto en un paquete nos damos cuenta de que es el fruto del Espíritu Santo (Gálatas 5:22-24) y el único que lo puede producir es Él mismo (Romanos 8:14) y un no cristiano no lo tiene a Él morando en su interior. Y tú pudieras decir que hay muchas personas “buenas” que tienen lindas cualidades y morales, pero ¿cuánto les puede durar todo eso? Es la relación que ambos tengan con Dios la que mejorará de manera sostenible la relación matrimonial (Gary Chapman).

Entonces, si el noviazgo es una relación que te permite prepararte para el matrimonio, el cual es algo tan santo y glorioso delante de Dios, quiero que respondas a las siguientes preguntas, y la respuesta que des, te mostrará si es sabio o no continuar con esa relación de noviazgo:  

  • ¿Esa persona imita a Cristo, a Tu Señor, quien pagó un precio muy alto para salvarte del castigo eterno (infierno) y trasladarte a Su reino Eterno?
  • ¿Esa persona, te acerca más a Cristo?
  • ¿Esa persona te modela o te apoya en tu proceso de santificación?
  • ¿Esa persona provoca deseos puros o impuros en ti esta etapa de soltería donde hay que evitar la fornicación por ser un pecado delante de tu Dios?
  • Aunque esa persona se rige por leyes morales y vive una “vida correcta”, aun así, ¿en qué momento él te instruye y se deja dirigir lo que en verdad es eterno y verdadero: la palabra de Dios?
  • Cuando esa persona peca, ¿se arrepiente delante de un Dios santo?

El matrimonio es para crecer a la semejanza de Cristo y para lograrlo, él debe ser el centro (Juan 15:4-5). Imagina todo esto dentro de un matrimonio. ¿Como cultivarán una vida espiritual juntos? ¿Como el responderá cuando surjan las dificultades? Al momento de tomar una decisión (finanzas, crianza, congregarse, diversión, etc.) ¿a dónde recurrirá si Cristo no es su Señor? Cuando se vea tentado o haya pecado ¿qué actitud asumirá si no tiene temor de Dios? Definitivamente las consecuencias también te afectarán a ti. Aquí es donde es evidente que no hay comunión entre la luz y las tinieblas.

Hacer la voluntad de Dios, viviendo por Fe.

Por último, pero no menos importante, es lo que Dios espera de nosotras. Hoy mi pastor nos enseñaba acerca del Reino de Dios y cómo esto se hace evidente en la vida del creyente en la medida que Dios tiene autoridad sobre toda su vida. Querida hermana, cuando queremos hacer nuestra voluntad en algún área, por encima de Dios, es porque en ella Él no es el Rey. Por eso más que ver el mandato de no relacionarte con un no cristiano como que viene de un tirano, debes evaluar o examinar tu corazón al momento de negar, obviar o rebelarte en contra de dicho mandato. Dios espera que seamos humildes y aceptemos con gozo Su voluntad y obedezcamos.  La desobediencia tiene repercusiones terribles y Dios las conoce y quiere evitarnos el pasar por ellas. ¿Estás dispuesta a decir como dijo Jesús, hágase Tu voluntad y no la mía?

Hay muchas razones por las que las chicas insisten en seguir en una relación no bíblica: algunas creen que no encontrarán otro joven, temen a quedarse solteras, se enamoran y creen que si lo dejan van a sufrir, sienten presión de la sociedad, etc. No se trata de tus emociones o temores:

  • Esto es un asunto de fe, de cuanto confías en Dios y de creer que Él es bueno y que lo que tiene para ti siempre será mucho mejor, sea que te cases o no te cases (Jeremías 29:11).
  • Es un asunto de ver en nuestro Dios que lo que le motiva a darte o a quitarte algo es Su amor. Estos dos versículos comprueban lo que te digo: “Espero que puedan comprender, como corresponde a todo el pueblo de Dios, cuán ancho, cuán largo, cuán alto y cuán profundo es su amor. Es mi deseo que experimenten el amor de Cristo, aun cuando es demasiado grande para comprenderlo todo” (Efesios 3:18-19).

“Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16).

  • Es un asunto de ver a nuestro Señor como supremo y entender que solo en Él estamos completas, que nuestra vida está esculpida en Sus manos y que Él es el dueño de tus tiempos (Salmo 31:15).

Ora, pide a Dios valentía para hacer su voluntad (Josué 1:7), confía y espera en Él. Dios sabe lo que necesitas, Él no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no te dará también con él todas las cosas? (Romanos 8:32). Te dejo esta famosa frase de Charles Stanley: ¡Obedece a Dios y deja las consecuencias en sus manos!

Escrito por

Hija de Dios solo por Su gracia, esposa de Hanks Valdiviezo y madre de Valeria. Mi mayor anhelo es Seguir los pasos de Jesus para alcanzar vivir bajo el modelo que El ha diseñado para mi como mujer. Mi pasión hablar y predicar de Cristo, su amor, su obra, sus promesas a las mujeres, jovenes y los no creyentes.

2 comentarios sobre “Mi novio no es cristiano

  1. Hola Marlene,

    Antes que nada, gracia por esta publicación. Es realmente muy aterrizada y clara respecto a qué cosas considerar cuando tenemos un novio que no es cristiano. Al igual que tú, también tuve una pareja que no era cristiana y luego de considerar los temas asociados al yugo desigual; el Señor nos dio la sabiduría de seguir cada uno por su camino. Hoy, me encuentro casada con un hombre cristiano, que llena mis días de alegría y vivimos juntos la maravillosa etapa del matrimonio. Voy a leerte más seguido, te deseo lo mejor. Un abrazo y éxitos en tus proyectos, siempre hacia adelante! A.Lorena

    Me gusta

    1. Dios es misericordioso que apesar de nuestras desiciones nos guia a Su voluntad. Me alegro mucho que tengas un matrimonio a la manera de El. Verdad que no hay nada mejor que hacer las cosas para El ??? Gracias por leernos. Un gusto saber de ti. Es un gozo y un privilegio compartir de como nuestro Dios nos esta transformado en Su taller. Compartenos 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.