En esto pensad 

Durante mi niñez y parte de mi adolescencia estuve muy expuesta a los medios de comunicación, pasaba horas al frente de la pantalla del televisor viendo diferentes programas. Consumía todas las revistas de moda o belleza que estuvieran a mi alcance. Recuerdo que prestaba mucha atención al contenido de las novelas para luego reproducirlo en la escuela,  imitaba  los personajes que veía con mis compañeras de clases y hasta llegue a comportarme como algunos. Era automático! a veces ni era consciente de lo cambiante de mis acciones. Era inevitable girar en torno a los medios de comunicación y parecerse exactamente a todo lo que consumía a diario por muchas horas, sea revista, música o la tv eran mi mayor  fuente de identificación.

Por eso tuve problemas de identidad, mis pensamientos acerca de mi eran diferentes dependiendo el ambiente y lo que estaba consumiendo en el momento. Ahora pienso en el papel fundamental de lo que consumía con relación a lo que hacía, es un reflejo de nuestra lucha constante con relación a nuestra mente y las cosas a las que estamos expuestas hoy día que dirige inevitablemente nuestras acciones.

La palabra de Dios en Colosenses 3:2 nos invita concentrar nuestra atención en las cosas de arriba y no en las de la tierra.

Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Los pensamientos son la base de nuestro comportamiento. Queramos o no  todas nuestras acciones son presididas por un pensamiento. Nuestra mente antecede nuestras conductas, es un patrón inherente y automático del ser humano, siempre que hacemos algo es porque ya lo hemos pensado. Aquello a lo que prestamos más atención terminara guiando nuestros pensamientos y por consecuencia nuestra conducta.

  • Pensamientos de consumo- nos conducen a comprar
  • Pensamientos de melancólicos- nos conducen a estar tristes
  • Pensamientos del futuro- nos conducen normalmente a estar ansiosos

Nuestra mente es muy importante para Dios. Miguel Núñez se refiere al tema diciendo: “que la mente es un campo de batalla”.

La biblia dice en mateo 22:38: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente

Dios quiere que le amemos con TODA nuestra mente, de ahí la importancia de cuidar nuestros pensamientos y las cosas con que alimentamos nuestras mentes.

La biblia dice en  Filipenses 4:8  Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad.

Pablo recomienda  6 asuntos en los que pensar:

  • Todo lo verdadero – La verdad es una y esta revelada en Jesús, por eso creemos en una verdad absoluta, Su palabra. Juan 14:6
  • Todo lo honesto– decir verdad, ser decente, recatado y razonable
  • Todo lo justo— La justicia de Dios
  • Todo lo puro – La pureza de Dios
  • Todo lo amable— lo agradable, lo gentil.
  • Todo lo que es de buen nombre—de buen testimonio

Si estas cosas tienen algún elogio, ¡En ellas meditemos! Y por consecuencia practiquemos.

Una definición de meditar es pensar y considerar un asunto con atención y detenimiento para estudiarlo, comprenderlo bien, formarse una opinión sobre ello o tomar una decisión. Es introducirlo en nuestra mente, es decir que necesitamos considerar la biblia, pensar en ella y así actuaremos como Dios quiere.

Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros. Filipenses 4:9

Alimentarnos con la palabra de Dios tiene un propósito: actuar en base a ella.

Para contrarrestar las estrategias del enemigo de la justicia con la verdad de Dios, debemos pensar de manera intencional.

Este mundo esta bombardeado con el entretenimiento, propuestas de consumo que van directamente a nuestros pensamientos, la industria del entretenimiento crece cada vez más, pues lo que vemos y escuchamos informa nuestra mente de lo que más adelante haremos.

Las películas que vemos, la música que escuchamos, los programas y series que consumimos son fuente de información directa a nuestra mente. La biblia nos llama a cuidar nuestros sentidos y a no conformarnos con las propuestas de este siglo, sino que renovemos nuestro entendimiento. Romanos 12:2

2 Corintios 10:5 nos conduce a someter nuestros pensamientos a la obediencia a Cristo.

Veamos estas maneras prácticas de cuidar nuestros pensamientos y someterlos a Dios:

  • Consume la verdad.
  • Se intencional en pensar en las cosas de arriba.
  • Medita en las verdades de la biblia (pasar tiempo en ello).
  • Rechaza todo aquello que no esté de acuerdo con la verdad de Dios.

La pregunta para reflexionar seria:

¿Qué estamos consumiendo para informar nuestra mente?

Escrito por: Meiby Reyes 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s