¿Te sientes triste o desalentada porque aun no contraes matrimonio?

Lo cierto es que la etapa de soltería puede ser difícil en la vida de una chica, y más cuando tiene la presión de los demás a su alrededor. Los padres, amigos y familiares, frecuentemente pueden estar preocupados por tu soltería, manejan ansiedad por saber cual es el tiempo en que te casas.

También podemos tener presión interna, nosotras mismas tenemos deseos, buenos y malos que nos llevan a querer apresurarnos y dar el “siguiente paso” en nuestras vidas.  Muchas veces este paso está ligado a la definición de los tiempos de la cultura que estrictamente dice cuando y como debes casarte.

Otras veces estos deseos están motivados porque “ya se está pasando el tiempo” y esto se refiere a condiciones biológicas por la edad y asuntos altamente estresante para nosotras, pues presionan nuestra consciencia y hasta llegamos a preguntarnos si en verdad es la voluntad de Dios permanecer soltera.

Es evidente que podemos tener muchas razones para sentir desaliento o tristeza por no haber contraído matrimonio en el momento anhelado. Y lo cierto es que todas estas razones tienen algo en común, lastiman nuestro corazón, nos conducen muchas veces a cuestionarnos acerca de las cosas que hacemos bien o mal para poder cumplir esta etapa y cuestionar a Dios sobre Su Voluntad en nuestras vidas.

Nos dijeron de niñas que al crecer nos casaremos y tendremos hijos, esta idea quizás ha sido profunda en nuestros corazones, si esta expectativa no se cumple cuando hemos planificado podemos fácilmente sentir tristeza y desánimo por estos anhelos insatisfechos. Preguntarnos: ¿Cómo lidiar con el desánimo que me produce la soltería? ¿Cuando se que es la voluntad de Dios la soltería? ¿Qué cosas no estoy haciendo como preparación para el matrimonio?  ¿Que tengo que hacer para casarme?

Veamos algunas verdades en la biblia:

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Romanos 8:28

En la vida del creyente, todo obra para bien, el tiempo de soltería fue pensado por Dios para ti ahora, es un tiempo perfecto para mostrar Su gloria. Este es el periodo adecuado para ti, recuerda que cada etapa en la vida tiene un propósito que refleja la Voluntad de Dios. Él sabe que estás soltera, no se ha olvidado de ti y tus anhelos, no hay nada que escape a Su vista.

Nuestro Arquitecto está en control de todo lo que nos acontece, y no la cultura o las opiniones de los demás. El mundo nos ofrece un listado de requisitos y las cosas que tienes que ir haciendo ”antes que se pase el tiempo” estos estándares no define el propósito de tu vida. Dios mismo lo hace.

Es inevitable pasar por las diferentes etapas de desarrollo de la vida y en cada tiempo tendremos deseos y anhelos, la pregunta sería ¿Quién tiene la respuesta a nuestros deseos en cada etapa? ¿Quién puede satisfacer nuestros anhelos?

Y esta es la confianza que tenemos delante de Él, que si pedimos cualquier cosa conforme a Su voluntad, Él nos oye. I Juan 5:14

Dios es la respuesta a nuestros deseos.

Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Salmos 37:4

Un corazón que se deleita enteramente en Dios, cambia sus deseos por los de Dios. Ya no deseamos de manera egoísta, cosas que nos satisfacen solo a nosotras y responde a lo que es conveniente según nuestros propios criterios.

Si nos sumergimos en disfrutar cada etapa, entendemos que ni el matrimonio, ni la soltería, ni ningún tiempo que estemos viviendo nos puede satisfacer, aunque sea incómodo a veces desviar nuestra mirada por las presiones, decidir deleitarnos en nuestro Dios es la respuesta a nuestra tristeza, o a cualquier otro sentimiento que nos invada, porque Él es suficiente en nosotras.

Nadie ni nada tiene el poder de llenar nuestras expectativas. Un ejemplo de esto es que cuando el tiempo pasa nos damos cuenta que eso que hicimos, adquirimos o experimentamos, no fue suficiente y  tenemos que volver a Jesús, la fuente de vida.

Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor 1 Corintios 7:32

Pablo habla la soltería como una oportunidad de servicio excelente, pues no tenemos las preocupaciones del matrimonio aun, un tiempo que podemos servir de una forma que quizás no podremos hacerlo en el futuro,  pues son exigencias diferentes.

No es malo querer casarnos, vivir la etapa del matrimonio o tener hijos, estos deseos forman parte de nuestra imagen como mujeres y nuestros anhelos están frecuentemente relacionados con la formación de una familia, sea este u otro nuestro deseo, dependiendo de la etapa en la que nos encontremos,  la decisión sigue siendo la misma: Deleitarnos en el Señor.

Entonces ¿Qué cosas esperas para deleitarte en Dios en esta etapa? ¡No pierdas tiempo, los días son malos y es urgente aprovecharlos! Cuando vengan las demás etapas tendrás otros retos que enfrentar. Efesios 5:16. Gracias al tiempo que estás viviendo ahora Dios se exhibe de una manera única en esta etapa, es perfecto para:

  • Servir
  • Dedicar tiempo a la obra de Dios en comunicad
  • Preguntarte en qué formas prácticas puedes mostrar piedad en tus relaciones
  • Prepararte para lo siguiente que Dios quiere para ti
  • Descubrir lo exclusivo de tu etapa y caminar con Dios en ella

Pues nuestra satisfacción nunca dependerá de los tiempos, sino de Dios, El es tu gozo.
Salmos 118:24

Escrito por: Meiby Reyes 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s