Aprovecha  tu soltería

“Y fueron felices para siempre”… es la frase que desde niñas escuchamos, de aquellas historias de princesas encantadas que, por fin, son felices luego de casarse con el príncipe de sus sueños. La mayoría de las princesas vive una vida llena de dificultades, hasta que aparece este príncipe que las rescata y da sentido a sus vidas.

Muchas veces pareciera como si todo nuestro tiempo transcurriera a la expectativa de “ese” momento, hasta desearíamos que los días pasaran volando o poder teletransportarnos a la hora y el lugar en el que, finalmente, caminaremos hasta el altar con un hermoso traje de novia.

Las historias en las que gana el amor son maravillosas y no tiene nada de malo desear ser la protagonista de una de ellas; el problema está cuando tener una relación se convierte en el principal pilar de nuestro corazón y solo así nos imaginamos felices y satisfechas, cuando desperdiciamos nuestros días lamentándonos de nuestra condición y los días se nos pasan sin emoción alguna, como si fuéramos incapaces de disfrutar ninguna actividad sólo porque no tenemos la compañía de una pareja que tanto anhelamos.

Como mujeres solteras a menudo tenemos que enfrentar una lucha diaria contra el descontento y el desánimo, contra los pensamientos de “si tuviera a alguien, estaría feliz” o “a mi edad ésta no debería ser mi realidad”. Esta lucha, que a veces parece titánica, es evidencia clara de que nuestro corazón no está confiando ni deleitándose en Dios, que nuestra esperanza está puesta en “príncipes terrenales” y no en el verdadero “Príncipe de paz”.

Todo este lamento, la falta de confianza en Dios y la falta de paz, a menudo nos lleva a desperdiciar el precioso tiempo de la soltería. La palabra nos advierte acerca de cómo invertimos nuestro tiempo, Efesios 5:15-16 dice “Por tanto, tened cuidado como andáis, no como insensatos, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos”.

Aprovechar el tiempo es un mandato bíblico; sin importar la etapa de la vida en la que te encuentres, ¡debes aprovechar el tiempo! En lugar de quedarte dormida como La Bella Durmiente o encerrada en tu torre como Rapunzel, esperando que algún príncipe te rescate, haz un buen uso de tu tiempo durante esta etapa.

Sé que la lucha contra el descontento y el desánimo es lo primero que tenemos que vencer, para empezar a aprovechar nuestro tiempo de soltería. Es por esto que quisiera compartirte algunos puntos en los que he reflexionado y me han ayudado a sobrellevar mejor esta etapa:

1- Confía en la sabiduría y en los planes de Dios para tu vida. Aunque te parezca que tarda, que no te escucha o hasta pienses que se ha olvidado de ti, Él va a cumplir su propósito en ti, así que vence las dudas con la fe. Pero los planes del Señor se mantienen firmes para siempre; sus propósitos nunca serán frustrados”. Salmo 33:11 NTV

2- Confía en la bondad de Dios para tu vida, su voluntad sobre tu vida es buena y si no tienes algo es porque no es bueno para ti en este momento. Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza”. Jeremias 29:11 NTV

3- Entiende que sólo Jesús puede satisfacer tu corazón, utiliza este tiempo para conocer a Jesús más íntimamente, para que tu corazón aprenda a deleitarse en él y para que él mismo sea tu mayor deseo. “Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón”. Salmo 37:4 NTV

4- Recuerda que nuestro tiempo en esta tierra es muy corto, pasa muy rápido y tenemos un propósito que cumplir, así que no hay tiempo que perder. Señor, recuérdame lo breve que será mi tiempo sobre la tierra. Recuérdame que mis días están contados, ¡y cuán fugaz es mi vida! La vida que me has dado no es más larga que el ancho de mi mano. Toda mi vida es apenas un instante para ti; cuando mucho, cada uno de nosotros es apenas un suspiro”. Salmo 39:4-5 NTV

5- Lee y estudia la Biblia, invierte tu tiempo en aprender y vivir la Palabra; aunque haya nubes de duda en el panorama, tu vida será iluminada por Su luz admirable. “Tu palabra es una lámpara que guía mis pies y una luz para mi camino”. Salmo 119:105 NTV

6- Ora, aprovecha esta etapa en la que dispones de mayor tiempo para orar y pasar tiempo de calidad con Dios, no olvides orar por otros.No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho”. Filipenses 4:6 NTV

7- Sirve a otros, en este tiempo tienes el regalo de contar con mayor disponibilidad para reflejar el amor de Dios a otros, mediante el servicio. “Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos el bien a todos, en especial a los de la familia de la fe”. Gálatas 6:10 NTV

8- Diviértete, utiliza este tiempo para realizar una actividad que disfrutes, como viajar, conocer otras culturas, practicar algún deporte. Cuando estés casada y con hijos no vas a disponer del mismo tiempo para ti, tu vida probablemente se enfocará en el cuidado de tu esposo, tus hijos y tu casa. “Quisiera que estén libres de las preocupaciones de esta vida. Un soltero puede invertir su tiempo en hacer la obra del Señor y en pensar cómo agradarlo a Él”. 1ra Corintios 7:32 NTV

No esperes a mañana o a estar casada para vivir una vida plena en Cristo, aprende a vivir en Su sufiente gracia hoy; ya que no sabemos lo que va a acontecer mañana, ni cuando se nos acabará el tiempo en esta tierra.

Anímate a disfrutar hoy el rayo de sol que calienta tu rostro, la brisa fresca que sopla, las flores que adornan tu entorno. Haz que cada día cuente como una maravillosa historia de la gracia que sostiene tu vida, del amor inagotable, de las misericordias nuevas cada mañana y de la esperanza que tenemos en Cristo.

Que tu soltería sea un tiempo bien aprovechado, donde tus ojos estén siempre puestos en el Señor y no en tus circunstancias, donde te puedas deleitar plenamente en Él, a pesar de “no tener a nadie y más si es a “cierta” edad”. No olvides que Dios no se equivocó al escribir tu historia y no deja de tener cuidado de ti.

Como decía un famoso comercial “La vida es ahora”; así que aprovecha tu soltería al máximo deleitándote en las bondades que Dios tiene para tu vida HOY.

Escrito por: Carolina Polanco 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s