Donde esta tu tesoro ahí estará tu corazón

Algo que amo de la biblia es que cada enseñanza en ella es tan práctica, no es ambigua, no deja de influir en la vida diaria por más que pase el tiempo, tal como dice Mateo 24:35,  “La Palabra de Dios nunca pasa.”

Esto debe ser un descanso para nosotras, saber y aceptar  que todo lo que está en ella es verdadero y eterno. Y su practicidad nos lleva a no solo aceptar que en ella está la verdad, sino también a VIVIR en base a esa verdad.

Leyendo Mateo 6:19-24 encontramos algo poderoso, de lo que muchas veces hablamos pero pocas veces vivimos y es que lo eterno vale más que lo temporal.

Abre tu biblia y veamos juntas con detenimiento.

No os acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban;  sino acumulaos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni la herrumbre destruyen, y donde ladrones no penetran ni roban; porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón. La lámpara del cuerpo es el ojo; por eso, si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz. Pero si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará lleno de oscuridad. Así que, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡cuán grande será la oscuridad! Nadie puede servir a dos señores; porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o se apegará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

-Vs.19, 20 y 21 “No acumules tesoros en la tierra”

Sabemos que un tesoro es algo de valor, algo digno de apreciar y que no cambiariamos por nada. De hecho, al  hablar de un “tesoro”, quizás nos viene a la mente un cofre enterrado, repleto de oro y cosas de valor; algo buscado por todos. Y al que lo obtiene lo vemos como “bienaventurado”.

¡Wao!  Sí así viéramos las promesas de Dios, nuestras vidas fueran tan distintas, tendrían tanto sentido, actuaríamos con la mentalidad correcta, tendríamos el enfoque correcto, NADA de este mundo temporal quitaría nuestra vista de la ETERNIDAD. Comprenderíamos de una vez por todas que nada, nada de lo que podamos lograr u obtener de este lado de la eternidad vale más que Dios y Sus propósitos.

Comprenderíamos que ni la ropa más a la moda, ni la carrera por la que nos desvelamos, ni la maestría que perseguimos, ni el elogio por el que trabajamos, ni la  aceptación que buscamos, ni ninguna riqueza nos va a hacer sentir plenas, completas y verdaderamente felices. SOLO Dios puede hacerlo y Él quiere que lo entendamos para que podamos saborear la verdadera plenitud.

Recuerda, las cosas de este mundo son pasajeras, se deterioran, pueden perderse o ser hurtadas, en cambio, lo que el Señor nos ofrece están guardadas en eternidad y perfección en Cristo.

-Vs. 22-23 “Dar es mejor que recibir”

Hechos 20:35 nos recuerda que es más bienaventurado el que da que el que recibe.

En algún momento hemos experimentado la dicha de poder compartir con un necesitado o ver cómo otra persona extiende su mano y llena de felicidad el rostro de alguien que no tiene nada. Se que coincidiremos en decir que es hermoso.

Para los judíos el hablar de tener “buen ojo” o “mal ojo se trata de ser generoso o tacaño.

Y esto es lo que vemos en estos dos versos. Si al ver la necesidad de los demás actuamos con generosidad nuestro corazón estará lleno de luz, no así sí actuamos con mezquindad.

No se si has notado, pero las personas que son mezquinas suelen verse amargadas, y si en algún momento (quizás por obligacion) tienen que dar de lo que tienen, les pesa, les molesta, se puede ver lo tosco en ellos, sobre todo si no recibirán nada a cambio.

Sin embargo es tan distinta la actitud de quién da sin esperar nada a cambio. El que da con amor, así cómo lo hizo Cristo, tiene claro que no pierde nada, al contrario, quedara lleno de gozo.

La verdad es que el que da generosamente es porque no tiene los bienes materiales como su tesoro, por eso puede desprenderse de cualquier cosa sin pesar. Supliquemos a Dios cada día que nos ayude a través de Su palabra y él Espíritu Santo a tener esto claro en nuestras mentes y corazones.

-Vs. 24 “Esclava de las riquezas o de Dios”

El ser humano fue creado para  adorar a Dios y por el pecado hemos terminado avalanchandonos ante nuestros propios deseos y buscando ídolos a quienes servir. Sin pensarlo terminamos inclinándonos a algo o alguien.

Muchas de esas veces lo hacemos ante las riquezas. Nos volvemos ambiciosas por obtener ciertas cosas que creemos nos harán sentir ”completas”  y mejor con nosotras mismas, muchas veces terminamos afanadas y perdiendo el gozo por la falta de cosas materiales. Suena penoso, pero es la realidad.

Es increíble, que aún habiendo sido rescatadas de la perdición podamos llegar a rendirnos ante el deseo de obtener “algo” para sentirnos felices.

La única manera de hacer que tu corazón no se incline a las riquezas, sino hacia Dios, es atesorando Su palabra como fiel y verdadera. Inmediatamente te afianzas en la Biblia y meditas en ella te darás cuenta de cosas como:

-Qué Dios te ama como nadie más lo hará, aún sin tu merecerlo.

-Qué Dios cumple TODAS sus promesas.

-Qué nada de este mundo se compara a lo que Dios te puede dar.

-Que el fin que les espera a los hijos de Dios es PERFECTO e INCOMPARABLE.

Puedes estar segura que al convencerte de estas verdades las riquezas no serán tu mayor tesoro, lo será Jesucristo y Su palabra, entenderás lo que realmente importa.

Amiga, si estás escasa de bienes materiales recuerda que tu sustentador es Dios y qué ya has recibido el tesoro más valioso, “LA SALVACIÓN”.

Sí por lo contrario, puedes gozar de lujos y comodidades, recuerda que ningún bienestar terrenal (por bueno que sea) se compara a lo que disfrutaremos en la eternidad junto a nuestro Padre Celestial.

¡Eso será ASOMBROSO!

Recuerda que lo que consideres más valioso (tú tesoro) guiará los deseos de tu corazón. Y es nuestro deseo en el Atelier, que CRISTO y Su palabra sean el timón de tus pensamientos y actuar.

Que Su plan para tu vida valga más para ti que cualquier logro en este mundo.

Escrito por

Doulos por gracia. Amante del diseño de Dios. Esposa de Jey Nuñez. Maestra en preescolar y apasionada por la enseñanza. Líder de grupos pequeños en la iglesia Jesucristo Fuente de Amor Elohim. Co-fundadora de ADORA. Y colabora en El Atelier como autora de contenidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s