Encuentra descanso en la agenda de Jesús

Creo que hablo por todas cuando digo que tenemos mas cosas pendientes que nunca antes y que quisiéramos más formas de hacer malabares con el tiempo y los compromisos.

Esto lo digo porque uno de nuestros deseos más frecuentes es que el día tenga más horas para poder cumplir con la abrumadora agenda de nuestras vidas. Incluso he visto en mi país (Rep. Dominicana) la fiebre con la ¨planificación estratégica¨, y la venta de agendas personalizadas desde las hechas a mano, las que uno mismo debe diseñar de cero, hasta otras ya hechas con numerosos detalles en ella, muy bonitas por cierto, o un sin número de aplicaciones geniales.

En lo particular no diría que soy la joven más organizada del mundo pues, igualmente tengo mi lista larga de pendientes, un mal arrastrado de años que poco a poco he podido ver desde una óptica bíblica y que quisiera hoy compartirles.

He sido confrontada en no apagar el espíritu con mi afán por ser rígida con la planificación y más en este inicio del 2018. Hay mucha determinación, radicalidad, decisión y energía de año nuevo que pudiéramos utilizar para ser más como Jesús en esta área. No necesariamente orando y leyendo la Biblia 24 horas, sino enfocando prioridades, siendo sabia e intencional.

Analicemos un poco. Jesús en Su vida tenía una misión que debía cumplirse en un tiempo de 33 años; vivir y compartir el plan de redención. En especial los 3 últimos años que fueron de ministerio al 100% por así decirlo. Vemos en diferentes partes de los evangelios su agenda:

Una vista general de Mateo 8:

Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente y he aquí vino un leproso y se postró ante el para que le sanara. Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, por su criado paralítico postrado en cama. Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de éste postrada en cama, con fiebre y le sanó.  Y entrando El en la barca, sus discípulos le siguieron y ese fue el viaje en el que tuvo que calmar la tempestad y les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados y Jesús les echó fuera y los mandó a un hato de cerdos. Y así sigue la lista en el capítulo 9, simplemente impresionante.

Si eres una lectora frecuente de los evangelios o los has estudiado, debes saber de esta agenda apretada y sobretodo la importancia que le daba a su encuentro con Dios como destaca:

Marcos 1:35

Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba”.

Mateo 14:23

”Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo”.

Lucas 5:15-16

Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírle, y para que les sanase de sus enfermedades. Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba”.

#Citylife (3).jpg

Vemos como Jesús es la personificación de un hombre ocupado y con un claro enfoque de lo que NO debía sacar de su agenda. El tiempo a solas con Dios es imprescindible, muchas veces lo sacrificamos por ansiedad con otras cosas de nuestro día. Recordemos que por nuestra cuenta nunca podremos reflejar el fruto del espíritu día tras día. No son naturales en nosotros, solo acercando nuestros oídos y corazones a la fuente eterna de amor, gozo, paz paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza es que podremos imitarle y tenerle como estándar para nuestra vida.

Finalmente, ¿Eres una joven ambiciosa, perfeccionista, responsable, pero que siente frustración de no tener tiempo suficiente para todo? A continuación, mira esta gran verdad en Juan 17:1-4

1 Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti;

como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste.

Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese.

La clave se encuentra en negrita, Jesús cumplió la obra que Dios tenía planeada para El, no más. ¿Sientes que aun las tareas, compromisos o pendientes no terminan y ya se acabó el día? Simplemente debes priorizar y hacer todo lo que puedas, y que Dios ya ha dispuesto para ti en ese día.

Hay una lista que El mismo Dios tiene y esa es la que siempre se va a cumplir por completo. Esto provoca descanso, paz y nuevas oportunidades para reenfocar nuestra mirada en lo eterno y lo que le da gloria y honra hoy y cada día del año que resta.

Escrito por

Salva por gracia. Amante de la Palabra de Dios y su diseño para nuestras vidas. Publicista y pianista de profesión, dedicada al diseño gráfico y la enseñanza musical.

Un comentario sobre “Encuentra descanso en la agenda de Jesús

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s