Un nuevo año, una nueva oportunidad para ser mas como Jesús

En la Biblia encontramos ejemplo y los apóstoles inspirados también hicieron mención de esto, de personas que a pesar de la escasa evidencia en sus vidas de que son salvas, afirman ser verdaderos creyentes. Incluso, el mismo Señor les dirá a muchos en el día final que se aparten que El nunca los conoció, aunque aleguen haber hecho muchas cosas en su nombre. (Mateo 7:21-23)

La Biblia manifiesta que la salvación no es un asunto de profesión, sino de transformación:

De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas. 2 Cor. 5:17

Cuando venimos a los pies de Cristo, experimentamos un “nuevo nacimiento”, y solo las personas que han nacido de nuevo, que han sido “regeneradas” son verdaderamente salvas (Jn. 3:3) solo esas podrán entrar al reino de los cielos.

Antes de nacer de nuevo, estábamos espiritualmente muertas (Ef. 2:1; Col. 2:13) vivíamos en las pasiones de nuestra mente, satisfaciendo los deseos de la carne (Ef. 2:3). Éramos culpables ante la ley de Dios por ser transgresoras de ella, estábamos bajo Su ira, incapaces de someternos a El y agradarle (Ro. 8:7-8). Por esta condición irremediable es que Jesús nos dice: …“Os es necesario nacer de nuevo”. (Jn. 3:7b)

Necesitamos un verdadero encuentro con el Señor Jesucristo en el que el Espíritu Santo hace su obra y nos convence de pecado. (Jn. 16:8) y nosotras nos arrepentimos y creemos, pues no hay nada más que podamos hacer para ser salvas. (Ef. 2:8-9) Dios es el que causa el nuevo nacimiento (1 P. 1:3)  y cambia nuestro depravado corazón. No podemos llegar a Jesús sino nos conduce el Padre que le envió. (Jn. 6:44)

#Citylife (15).jpg

Una vez que somos regeneradas, Dios nos concede nueva vida, un nuevo corazón y un nuevo espíritu con el fin de llevarnos a una meta, ser como Jesús. (Efesios 4:13)

La Biblia nos ofrece algunos criterios mediante los cuales podemos evaluarnos para saber si tenemos vida espiritual y si estamos encaminadas a parecernos más a Cristo.

Juan en su primera epístola escribió algunas características que identifican a aquellos que son verdaderamente salvos:

1- Si has nacido de nuevo, guardas Sus mandamientos.

Y en esto sabemos que hemos llegado a conocerle: si guardamos Sus mandamientos. El que dice: Yo he llegado a conocerle, y no guarda Sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él. 1 Jn. 2:3-4

2- Si has nacido de nuevo, andas como El anduvo.

Pero el que guarda Su palabra, en el verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado. En esto sabemos que estamos en El. El que dice que permanece en El, debe andar como El anduvo. 1 Jn. 2:5-6

3- Si has nacido de nuevo, no aborreces a los demás.

El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está aún en tinieblas. 1 Jn. 2:9

4- Si has nacido de nuevo, no amas al mundo.

No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 1 Jn. 2:15

5- Si has nacido de nuevo, practicas la justicia.

Si sabéis que Él es justo, sabéis también que todo el que hace justicia es nacido de Él. 1 Jn. 2:29

6- Si has nacido de nuevo, no practicas el pecado.

Ninguno que es nacido de Dios practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. 1 Jn. 3:9

7- Si has nacido de nuevo, escuchas el mensaje.

Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de la verdad y el espíritu del error. 1 Jn. 4:6

8- Si has nacido de nuevo, tienes el Espíritu de Dios.

En esto sabemos que permanecemos en El y El en nosotros: en que nos ha dado de su Espíritu. 1 Jn. 4:13

9- Si has nacido de nuevo, confiesas que Jesús es el Hijo de Dios.

Todo aquel que confiesa que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios. 1 Jn. 4:15

10- Si has nacido de nuevo, crees que Jesús es el Cristo.

Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios; y todo aquel que ama al Padre, ama al que ha nacido de Él. 1 Jn. 5:1

Si eres una cristiana genuina que ha nacido de Dios, pudiste identificar estas características en tu vida, da gracias a Dios por eso y mantente firme, pero si tu estilo de vida no es congruente con 1 Juan, es una oportunidad que el Padre te da y te invita a reflexionar en la manera en como has estado viviendo, para que con Su ayuda hagas los ajustes que debes hacer. Pide a Dios para que en Su infinita misericordia te conceda salvación y vida nueva en El.

Escrito por

Salva por gracia. Esposa de Josaphat Moreno. Colabora en El Atelier como escritora y editora de contenido. Ama trabajar con adolescentes y jóvenes compartiendo el mensaje de la verdadera feminidad, sexualidad, belleza e identidad en Cristo. ​​​​​​​

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.