Iniciando el año con una actitud de gratitud

La gratitud o el agradecimiento debe formar parte del carácter de todo cristiano, de hecho un cristiano ingrato es una incongruencia, y es que tenemos tanto por lo cual estar agradecidos, solo la gracia escandalosa y abrumadora de nuestro Dios es suficiente para vivir por toda la eternidad dando gracias, quien aun cuando nosotros éramos sus enemigos (Ro. 5:10) nos vio con ojos de amor y misericordia y envió a Su Hijo Jesús, Santo, Santo, Santo, a morir por nuestros pecados, a reconciliarnos con Él y a darnos Salvación y vida Eterna, si no recibiéramos más nada, eso bastaría para permanecer por siempre satisfechos.

Como cristianas es necesario cultivar un corazón agradecido que sea capaz de ver la mano bondadosa de nuestro Señor obrando a cada momento, en medio de la abundancia, de la escasez, de la salud, de la enfermedad, de la alegría, de la tristeza, en el caos o en el silencio, sin olvidar que El sigue siendo Dios, un Dios bueno, soberano, que obra en perfección y siempre a nuestro favor, un Dios que vela por nosotras todo el tiempo, pues nada escapa a Su vista.

Un corazón agradecido medita constantemente en todas las bondades que ha recibido de parte de Dios y de otros, reconoce cuan bendecido ha sido, lo aprecia y lo valora, pero también da gracias por lo que Dios hará, da gracias por lo desconocido, sin dar oportunidad a la ansiedad por el futuro, descansando plenamente en el Dios de su salvación, en un Dios que provee al necesitado, que da fuerza al cansado, que consuela al afligido, que trae gozo y paz al corazón quebrantado, que sana al enfermo y que restaura todo aquello que ha sido roto. ¡No tenemos por que temer a lo porvenir!

Hoy estamos dando la bienvenida a un nuevo año, un año que traerá consigo nuevos retos y experiencias, resuelve vivir este 2018 con contentamiento en el corazón, dando gracias a Dios por todo. “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”. 1 Te. 5:18

Demos gracias a Dios por lo que El hará en nuestras vidas en este año, es posible que no todo sea bueno a nuestros ojos, es una realidad que mientras estemos de este lado del cielo el sufrimiento estará presente como característica de un mundo caído, vamos a experimentar situaciones difíciles, sin embargo, cuando tenemos un corazón agradecido, podemos recordar que en medio de TODO El es nuestro amparo, nuestra fortaleza, nuestro pronto auxilio, nuestro refugio.

#Citylife (10).jpg

El Señor ha prometido estar con nosotras todos los días hasta el fin del mundo (Mt. 28:20), en esta verdad inconmovible debe estar anclada nuestra esperanza, por mas fuerte que parezca la tormenta, podemos estar en paz, ¡estamos en puerto seguro! Cuando lleguen esos momentos difíciles, en lugar de correr al valle de la queja, la amargura, la murmuración, la incertidumbre, el descontento o la ingratitud, corramos a Cristo, nuestro Salvador y demos gracias, que Su alabanza este de continuo en nuestros labios. “Bendeciré al Señor en todo tiempo; continuamente estará Su alabanza en mi boca”. Sal. 34:1

Así como el Salmista David, debemos vivir resueltas a bendecir al Señor en TODO TIEMPO.

¿Por qué es importante dar gracias a Dios por lo que vendrá? Porque al anteponernos a lo venidero con una actitud de agradecimiento, les estamos diciendo al Señor “hágase tu voluntad y no la mía; acepto tu voluntad Señor, tu soberanía; tú tienes el control de mi vida; tus planes son perfectos; yo me rindo a ti; yo confío en que todo estará bajo tu control y poderío; estoy satisfecha en ti, tu eres suficiente”.

Independientemente  de lo que venga, pidamos al Señor que nos ayude en este 2018 a que nuestras palabras y actitudes sean evidencia de lo que hay en nuestro corazón, la Biblia nos dice que de la abundancia del corazón habla la boca, procuremos hablar palabras de agradecimiento, cultivemos el contentamiento, demos gracias a Dios por todo y en todo, vivamos de este lado de la eternidad satisfechas en El.

Escrito por

Salva por gracia. Esposa de Josaphat Moreno. Colabora en El Atelier como escritora y editora de contenido. Ama trabajar con adolescentes y jóvenes compartiendo el mensaje de la verdadera feminidad, sexualidad, belleza e identidad en Cristo. ​​​​​​​

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s