Vístete de modestia en la playa

Quizás no tienes problemas con el uso de trajes de baño y digas que este artículo no es para ti, es decir eres cristiana y no usas bikini, vas ganando, ¡Ja! Tienes años en la iglesia o naciste en una familia cristiana y obviamente que “el bikini no es de cristianos”, y punto,  por eso no lo usas.

Si este es tu pensar, te invito a tener convicciones reales y a saber el por qué de las cosas a través de la Palabra de Dios. También a que sepas defender/explicar a tus amigas por qué una chica o mujer que vive para Dios debe hacer mas famoso a Cristo al bañarse en público.

Para nadie es un secreto que el tema de la modestia instantáneamente se circunscribe a la ropa “seca” que utilizamos. Estos últimos años en latinoamerica Dios ha obrado trayendo convicciones bíblicas y mas profundas acerca de que el principal elemento para la modestia es la condición de nuestro corazón. Desde allí se refleja nuestro lenguaje, pensamientos, formas de administrar el tiempo y el dinero, así como el estilo de vestir. (Lee Marcos 7:21)

La tendencia de “orgullo tropical” que se percibe en las redes sociales, prendas de ropa o articulos personalizados me intriga mucho la verdad. De repente hay muchos #BeachLovers, miles de  #Islander con #CaribbeanVibes que quieren vivir la vida #chill, fresca, libre y a su manera, que tienen como prioridad esas etiquetas que el mundo tiene de moda, y olvidan su identidad en Cristo y por qué también sus trajes de baño deben de evidenciar modestia y dar a conocer la razón de por qué hacerlo.

Primero queria parafrasearles la historia de los bañadores femeninos de una revista Española llamada Quo:

¨A principios del siglo XX, las mujeres usaban camisones, medias y zapatillas. Hasta 1912, tenían que bañarse en zonas distintas de las de los hombres, iban custodiadas por doncellas que las transportaban hasta la orilla en casetas sobre ruedas. En 1922, los hombres empezaron a lucir sus torsos, y las mujeres se bañaban con pantalones de franela y vestidos ornamentados con lazos y puntillas. En 1930, la firma Jantzen fabricó unas mallas elastizadas para mujeres que, luego, dieron lugar a los bañadores de una sola pieza.

Durante 1946, Louis Réard creó el de dos piezas. La prenda resultó tan escandalosa que ninguna modelo quiso lucirla, y su creador tuvo que contratar a la stripper Michelle Bernardine, quien le dijo: “Su bañador va a ser más explosivo que la bomba de Bikini”, en alusión a las pruebas nucleares realizadas en dicho atolón del Pacífico. Por eso el modelo pasó a llamarse de esa manera.

Por estar considerado inmoral, no se puso de moda hasta 1957, cuando Brigitte Bardot posó en bikini en Saint Tropez, Francia. En España y Portugal estuvo prohibido hasta finales de los sesenta, aunque los bikinis aparecieron en las playas españolas con la llegada de las turistas extranjeras.¨

Vean rápidamente las partes en negrita en los párrafos anteriores. ¡Wow! ¿No les sorprende?, Incluso para gente que no era creyente le resultaba demasiado escandaloso estas alteraciones al traje de baño femenino, hasta que el padre de la mentira, satanás, fue cegando sus ojos e insensibilizando sus corazones, y hoy está a la orden del día, para todo tipo de edad y con tantos estilos que faltaría tiempo para verlo todo.

No encontraremos textualmente la palabra traje de baño, bikini o algo parecido en la Biblia, pero si tenemos pasajes que nos guían en este tipo de cosas.

Veamos como Pablo soluciona una situación en Corinto respecto a consumir una carne que se vendía en los mercados, que era ofrecida a los ídolos previamente en los templos paganos, y que luego sobraba y se enviaba a vender.  Los cristianos se preguntaban si podían comerla o no, ya que no significaba nada para ellos, a diferencia de los no creyentes que incluso pagaban buen dinero por ella porque pensaban que era libre de maleficios o espíritus.

1 Corintios 10:23-33

23 Todo es lícito, pero no todo es de provecho. Todo es lícito, pero no todo edifica. 24 Nadie busque su propio bien, sino el de su prójimo.25 Comed de todo lo que se vende en la carnicería sin preguntar nada por motivos de conciencia; 26 porque del Señor es la tierra y todo lo que en ella hay. 27 Si algún incrédulo os invita y queréis ir, comed de todo lo que se os ponga delante sin preguntar nada por motivos de conciencia. 28 Pero si alguien os dice: Esto ha sido sacrificado a los ídolos, no lo comáis, por causa del que os lo dijo, y por motivos de conciencia; porque del Señor es la tierra y todo lo que en ella hay. 29 Quiero decir, no vuestra conciencia, sino la del otro; pues ¿por qué ha de ser juzgada mi libertad por la conciencia ajena? 30 Si participo con agradecimiento, ¿por qué he de ser censurado a causa de aquello por lo cual doy gracias ?31 Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. 32 No seáis motivo de tropiezo ni a judíos, ni a griegos, ni a la iglesia de Dios; 33 así como también yo procuro agradar a todos en todo, no buscando mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos.

Muchas enseñanzas se podrían sacar de este pasaje, pero nos enfocaremos en unas cuantas:

Según nos dice Pablo, se nos exhorta a que:

-Como cristianos hagamos lo que es lícito, lo que conviene y lo que edifica. ¿En qué suma mostrar cada vez más de nuestro cuerpo en público? ¿Realmente aporta algo de peso al prójimo o solo me complace a mí y me da mi propia gloria? Aunque no uses bikini per se, podría elegir una opción poco reveladora y más modesta.

-Hay que disfrutar de nuestra libertad sin ser piedra de tropiezo, buscar el bien del otro. Se trata de Jesús y el prójimo, yo voy segundo, no importa si estamos ¨en confianza¨ o con la familia, nuestra vida es un libro abierto.

-Todo (incluyendo nuestra elección de traje de baño) debe ser un espejo de El Creador del universo, Dios tiene que verse en nosotras.

-Es una señal de madurez y sabiduría cuando equilibramos nuestra libertad, con responsabilidad.

-Tenemos el deber de glorificar a Dios en todas las cosas, así como ganar a los perdidos, miren como termina el pasaje ¨ no buscando mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos.¨

Finalmente, quería también compartirles una entrevista que realicé a un grupo de chicos cristianos entre 20 y 36 años y algunos señores de 60 años:

-De este grupo el 40% son solteros, 35% en noviazgo y 25% en matrimonio votaron por los trajes de baño entero, tankini y tipo vestido como los que escogerían para sus esposas y futuras esposas, por motivos de decencia, modestia, pudor, prenda menos reveladora, practicidad, pureza, estético sin ser imprudente o incitar al morbo y comodidad.

-Otra de las preguntas decía: ¿Consideras correcto que en su “libertad cristiana” una chica utilice lo que quiera, mientras no publique fotos imprudentes de su traje de baño en las redes sociales? Algunas de los argumentos decían que “Sean las fotos publicadas o no, por el bien de sí misma y su integridad debe mantenerse igual tanto delante como a espaldas de la gente”, “Porque la Libertad Cristina no se trata de “Libertinaje” sino más bien de que en todos los aspectos de mi vida debo de buscar hacer lo que Cristo haría, ósea; vivir en balance”, “Las redes sociales no son el estándar de modestia, el estándar de modestia lo pone Dios y está más allá que simples redes sociales. Aunque en las redes no vean sus fotos, Dios ve su corazón y la intención del mismo.”, “La libertad cristiana no es hacer lo que yo quiero, es saber que en Cristo yo tengo la libertad de no dejarme dominar de mi carne y glorificarle con mis acciones.”, “Nuestro principal testimonio es ante el señor y él nos invita a conducirnos con prudencia y piedad ante los demás.”

Comentario destacado:

“Pienso que no hay diferencia entre un traje de baño de dos piezas y una ropa interior que solo lo debe ver alguien con quien se comparte intimidad. ¿Qué diferencia hay entre que muchos hombres te vean en traje de baño de dos piezas y que te vean en ropa interior? Una doble moral es lo que muchas mujeres usan para justificarlo pero como hombre, no permitiría que otro hombre viera lo que solo yo debería ver cuando este casado.”

Entre los consejos para una chica cristiana a la hora de usar traje de baños ellos se desbordaron pero les compartiré unos pocos: “Que use trajes de baño que no necesariamente sean una bata, pero que no marquen demás sus atributos para que no sean piedra de tropiezo para los hombres, ni para aquellas mujeres que buscan la santidad.”, “Que revise cuál es su intención al usar un traje de baño”, “Siempre apostar a la decencia”, “Que el mismo es un reflejo de manera externamente de lo que ella tiene internamente”, “Si es modesta en su vestimenta normal, casual, formal, etc., debería ser congruente también con su traje de baño”, “Ya hay bastante sexualidad en la calle, no aportes un granito más, glorifica a Dios y guárdate para el hombre de tu juventud”, “Si esa joven no ve prudente el hecho de que para poder agradar a Dios ella deba de vestirse pudorosamente entonces estamos frente a un caso de inmadurez espiritual, que no haya entendido su llamado a la santidad o en el peor de los casos una persona que no haya conocido de Cristo.”

Algunas preguntas a la hora de pensar qué ponerte en tu próxima salida acuática:

* Mas que si hay pecado o no entre una prenda u otra, ¿Hay gloria (a Dios) en usarla?

 *¿Va a hacer de mi un obstáculo para los demás o un trampolín? (1 Corintios 8:13)

* ¿Ayudará a la santidad y salvación de mi prójimo o a su perdición? (1 Corintios 10:33)

* ¿Solo me complacerá a mí y a los hombres o agradará a Dios? (1 Corintios 10:31)

* ¿Por qué bajar mi estándar de modestia en este punto?

**Si quieres ver más respuestas de la encuesta haz click aquí https://goo.gl/wLrBer

Escrito por

Salva por gracia. Amante de la Palabra de Dios y su diseño para nuestras vidas. Publicista y pianista de profesión, dedicada al diseño gráfico y la enseñanza musical.

3 comentarios sobre “Vístete de modestia en la playa

  1. Muy bueno Katerine. Me encanto. Realmente es asi y mas en estos tiempos donde hemos comprado una falsa libertad. Otro punto que veo muy frecuente son las cristianas casadas que creen que porque ya tienen esposos tienen libertad tambien para enseñar su cuerpo. Primero nuestro cuerpo le pertenece a Cristo y luego a nuestros esposos. Y en mi caso como casada, no me sentiria a gusto que otro hombre vea parte de mi cuerpo, que le pertenece a Jesus y luego a mi esposo. Me siento incomoda, se siente feo.
    Los hombres van a mirar y no es verdad que el nivel de tetosterona baja en el agua.
    Dios te bendiga y te siga usando 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es, la delgada fina entre la libertad cristiana y el libertinaje requiere de sabiduría y prudencia. Cada decisión incluso este tema, debe ser dominado por la Palabra. ¡Dios nos ayude!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s