Cuando es difícil ser cristiana en la escuela

Un joven estudiante de primer año de la Universidad de Duke fue noticia nacional por negarse a participar en una asignación en clase en la que le pedían leer una novela gráfica sexualmente explícita.

La trama para el éxito taquillero de la película “Dios no está muerto” fue tomado de casos reales que se dieron en las cortes de la Primera Enmienda. Los creadores de la película citan cuarenta batallas judiciales de la vida real en la que estudiantes “universitarios, ministerios del campus y clubes [fueron] atacados por su fe”.

Un grupo de estudiantes cristianos en Pensilvania organizaron un “día de franela” para mostrar unidad en contra del incremento de la actividad LGTB en sus escuelas. Su protesta pacífica involucró poner versículos bíblicos en pedazos de papel debajo de carteles sobre el Día de la Conciencia LGBT alrededor de sus escuelas. De manera similar, en mi propio estado de Missouri, más de 150 estudiantes salieron de sus escuelas en protesta del permiso que se le otorgó a un hombre transgénero de utilizar el vestuario de las chicas.

Estas historias provocan una doble reacción en mí. Parte de mí se siente perpleja de que los estudiantes cristianos, en esta tierra caracterizada por ser libre, se estén enfrentando a este tipo de temas difíciles en los pasillos de la primaria, de la secundaria y de la universidad. Yo prefiero imaginar que en esta “nación cristiana”, todos los estudiantes cristianos son libres de vivir su fe sin ninguna oposición. Cuando escucho que no es así, siento que una burbuja en mi corazón explota. Al mismo tiempo, historias como estas me hacen levantarme y aplaudirles. Mi corazón se llena de orgullo al escuchar de estudiantes cristianos ponerse de pie por lo que creen de manera pacífica, poderosa y efectiva. ¡Camino a seguir!

Estar firme nunca ha sido fácil

Para no complicarnos pensando que los tiempos en que vivimos son los peores tiempos en la historia de ser un cristiano, vamos a devolver la cinta un poco. De hecho, volvamos al principio.

Y la serpiente era más astuta que cualquiera de los animales del campo que el Señor Dios había hecho. Y dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: “No comeréis de ningún árbol del huerto”? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto, ha dicho Dios: “No comeréis de él, ni lo tocaréis, para que no muráis.” Y la serpiente dijo a la mujer: Ciertamente no moriréis. Pues Dios sabe que el día que de él comáis, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal.“(Génesis 3: 1-5).

Así mismo, Eva se convirtió en la primera mujer en ser ridiculizada por creer la Palabra de Dios. También, se convirtió en la primera mujer en caer sobre su cara en lugar de permanecer firme en la verdad. Es muy fácil señalar la cultura, pero la realidad es que nunca ha sido fácil vivir como Dios nos llama a vivir. Nunca ha habido una época dorada de moralidad o de una época en que todo el mundo creía que la Biblia es la verdad. Ser cristiano siempre ha sido una opción arriesgada. Tan cierto hoy día como lo fue cuando Eva decidió caer en la mentira de Satanás en lugar de estar firme en la verdad de Dios.

#Citylife (88)

Aun así, permanece firme

A pesar de los riesgos, una y otra vez (y otra vez), Dios nos llama a permanecer firmes en nuestra fe en Su Palabra. Aquí está una muestra:

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes. (Ef. 6:13).

Así que, hermanos, estad firmes y conservad las doctrinas que os fueron enseñadas, ya de palabra, ya por carta nuestra. (2 Tes. 2:15).

Os he escrito brevemente, exhortando y testificando que esta es la verdadera gracia de Dios. Estad firmes en ella. (1 Pedro 5:12).

¿Oyes el tambor allí?

Permanece firme.

Permanece firme.

Permanece firme.

Cuando los tiempos se vean malos, permanece firme.

Cuando lo que suceda a tu alrededor vaya en contra de la Palabra de Dios, permanece firme.

Cuando tú no sepas cuándo se acabará, aférrate al Evangelio y permanece firme.

En la escuela pública, permanece firme.

En tu escuela cristiana, permanece firme.

En la escuela en el hogar, permanece firme.

En la universidad, permanece firme.

Este llamado a permanecer firme en particular, me recuerda a las lectoras de este blog.

Así que, hermanos míos, amados y añorados, gozo y corona mía, estad así firmes en el Señor, amados. (Fil. 4:1).

Desde que existe “mamá oso” en mi interior, siento tanto amor y cariño por ti así como Pablo a los cristianos que les estaba escribiendo en Filipos, si pusiera este versículo en mis palabras diría de la siguiente manera:

Niñas, a quienes amo y con quienes espero tomar el café algún día, mi gozo y mi corona, ¡manteneos firmes en el Señor! (xoxo)

Nos encantaría saber de ti. ¿A qué retos te enfrentas como cristiana en tu lugar de estudios? ¿Cómo podemos ayudar a que te mantengas firme? Cuéntanos.

xoxo,

Erin

Escrito por: Erin Davis 

Tomado de: Joven Verdadera/ Blog 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s