Nuestra posición en Cristo (3ra parte)

Haciendo un resumen de lo que hemos venido compartiendo acerca de Efesios, recordemos que esta carta fue escrita para fortalecer la Iglesia de Éfeso. Según veíamos en el contexto, esta iglesia estaba rodeada de paganismo y materialismo. Estaba compuesta por gentiles en su mayoría y Pablo guiado por el Espíritu Santo, les recuerda cuál es su Identidad.

El Señor sabe que nosotros como cristianos podemos en algún momento de nuestro camino, desenfocarnos y olvidar la razón de nuestra existencia, lo que somos. Él sabe que recibimos los ataques y opresión de un mundo o sistema que nos empuja a someternos  a su estilo, a sus filosofías, valores e ideologías contrarias a la verdad.  Por eso tiene mucho sentido lo que se nos habla en los capítulos 1 y 2 acerca de lo que somos y tenemos en El.

Ahora nosotras sabemos cuál es nuestro origen, sabemos que somos parte de una familia, de un pueblo, que tiene su propio sistema de valores, regido por la Verdad Absoluta de Dios y sabemos cuál es nuestro destino.

En la segunda sección del capítulo 2 (11-22)  aprendemos como  en el Antiguo Testamento Dios había escogido a Israel como su pueblo dándoles privilegios (Romanos 9:4-5) y promesas que ningún otro pueblo tenia (Isaias 43:1). Dios quiso glorificarse a través de ellos (Isaias 49:3). En cambio los Gentiles, aquellos que no eran judíos, estábamos separados de Cristo y excluidos de la ciudadanía de Israel, no teníamos esperanza. Pero por la sangre de Cristo, nuestros pecados fueron perdonados, no solo para nosotros los gentiles, sino también para los judíos (V.16) reconciliando así a ambos pueblos en un solo cuerpo por medio de la cruz.

Ambos necesitábamos la cruz, ambos necesitábamos la obra pacificadora de Cristo. No hay dos pueblos sino un solo cuerpo, Su Iglesia (Gálatas 3:28). Es importante mencionar estos versículos porque en el capítulo 3, del cual hablaremos, la frase “Por esta causa…” denota continuidad acerca del tema de Judíos y Gentiles que habla en el capítulo 2.

Por esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles; si es que habéis oído de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros; que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente, leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo,  misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu: que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio,del cual yo fui hecho ministro por el don de la gracia de Dios que me ha sido dado según la operación de su poder.

A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo, y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas; 10 para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, 11 conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor, 12 en quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él; 13 por lo cual pido que no desmayéis a causa de mis tribulaciones por vosotros, las cuales son vuestra gloria.

El capítulo 3 hay que prestar atención para poder entenderlo. Los versículos 1 y 14 es una misma idea, donde Pablo desea hacer una oración por los Efesios. Entre los versículos 2 y 13 hay un paréntesis, o una interrupción. Aquí Pablo se detiene a hablar de la encomienda que Dios le dio y de su llamado. Pablo es el apóstol de los Gentiles y él quiere que comprendan el plan de salvación, que sean  for­talecidos en Cristo por medio del conocimiento espiritual y entiendan la libertad que tenemos en El por medio de la fe.

Los Versículos del 1-6 Pablo explica que fue prisionero pero de Jesucristo. Increíblemente el no menciona su prisión física, sino que el entendía que él estaba ahí con un propósito. Pablo era prisionero de Cristo para hacer su Voluntad. Él no quería que ellos se atribularan por eso, porque era para la gloria de ellos mismos. Dios eligió a Pablo para que fuera administrador de Su gracia. Él tenía la tarea, la encomienda de dar a conocer Su mensaje.

Aprendemos también sobre el misterio que antes había estado oculto y como vino a ser revelado. ¿Y que misterio era este? En el Nuevo Testamento se revela que la Iglesia es el Cuerpo de Cristo que incorpora Judíos y Gentiles. Y es llamado así porque era oculto a las generaciones pasadas pero ahora no. Ya nosotros lo podemos ver y entender.

En los Versículos 7-12  Pablo explica su tarea como apóstol: anunciar entre los gentiles el evangelio de las de las inescrutables riquezas de Cristo. En esta sección Pablo continúa enseñando como la Iglesia no fue una idea posterior, sino que es parte del plan de Dios desde antes de la fundación del mundo. Ella es parte del plan redentor de Dios.

En este pasaje seguimos aprendiendo sobre nuestra posición en Cristo. Nosotros los gentiles somos bendecidos al igual que los judíos y juntos somos miembros de un mismo cuerpo, la Iglesia. Somos coherederos, tenemos la misma promesa de salvación e independientemente de nuestro grupo étnico, estatus social o género, cuando nos convertimos en creyentes debemos funcionar como miembros de esta familia.

Por otro lado es bueno recordar que como miembros del cuerpo de Cristo, debemos servir a Dios y a los demás, demostrando al mundo el mensaje del amor y la gracia de Dios por medio de Jesucristo.

 

Escrito por

Hija de Dios solo por Su gracia, esposa de Hanks Valdiviezo y madre de Valeria. Mi mayor anhelo es Seguir los pasos de Jesus para alcanzar vivir bajo el modelo que El ha diseñado para mi como mujer. Mi pasión hablar y predicar de Cristo, su amor, su obra, sus promesas a las mujeres, jovenes y los no creyentes.

Un comentario sobre “Nuestra posición en Cristo (3ra parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s