Por que convertirse en famosa y sexy no debería ser nuestra meta

Ella era una don nadie. Fuera de su pequeño círculo de amistades, el mundo no sabía que ella existía. Como amante de la música, ella entonaba canciones en su habitación hasta muy tarde en la noche. Ella soñaba con convertirse en una famosa cantante. Pero en su caso, Nashville ni sabía que ella existía.

Pero entonces un día, todo cambio.

Ella decidió subir unos cuantos videos a YouTube. Poco sabía ella lo que iba a suceder a continuación. Estaba consciente de que su voz era muy buena… pero no tenía idea de cuando talento poseía verdaderamente.

Tan solo 24 horas después sus videos se volvieron virales.

Después de 10 millones de vistas, ella recibió una llamada de una compañía disquera reconocida. Sus sueños se estaban volviendo realidad justo en frente de sus ojos.

Adelantemos 12 meses. Ella ya es una superestrella. Su nombre es conocido por todo el mundo literalmente. Vestida en trajes sexys y ajustados, ahora interpreta su música en alguno de los estadios más grandes del país.

Fama.

Es el deseo secreto de millones.

Un cuento de cenicienta como este es lo que la mayoría de las chicas modernas sueñan todos los días. “Tal vez mi publicación en el blog se volverá viral.” “Tal vez mis videos me harán notar.” “¡Por fin tal vez me convierta en alguien!”.

Solo piensa en los videos musicales modernos. Conciertos en vivo. Eventos de premiaciones. Tablas de popularidad.

Convertirse en famoso es algo que nuestra sociedad moderna define como “el sueño de vida por excelencia”. Tener una gran cantidad de seguidores, millones de fanáticos desmayándose y notoriedad pública es lo  que nuestra cultura describe como verdadero éxito.

Ser famosa y sexy son verdaderamente los ídolos que nuestra sociedad moderna adora hoy en día.

Sin embargo, solo porque nuestra cultura define a la fama, seguidores, fanáticos y cuerpos sexys como lo “esencial” en la vida… nosotras debemos poner los frenos por un minuto.

Como chicas y mujeres cristianas que somos, necesitamos recordarnos a nosotras mismas lo que realmente importa en la vida.

Necesitamos recordar lo que realmente le importa a Jesús. Debemos recordarnos a nosotras mismas sobre nuestro propósito más grande en esta tierra. Debemos recordarnos sobre nuestra verdadera misión.

Marcos 8:36 dice, “Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?

Como mujeres Cristianas que somos, los deseos de nuestros corazones no deberían ser dirigidos por la idea de convertirnos en famosas y sexys… sino por algo muy, pero muy diferente.

Convertirse en famoso, verse sexy, ganar popularidad, recibir muchos “me gusta”, construir nuestra plataforma… nada de eso importara al final. Lo que si importara es la vida que hayamos vivido para Cristo.

En vez de perseguir las ideas sobre la fama y el atractivo físico… necesitamos perseguir el corazón de Dios.

#Citylife (43).jpg

Chequea esto.

En vez de convertirnos en “famosas o sexys”, a continuación te presento lo que Dios quiere que persigamos.

Nuestra Cultura Dice: Se Famosa

Dios Dice: Se fiel

En vez de ser famosa a los ojos de este mundo, necesitamos ser fieles a los ojos de Dios. De acuerdo con la Palabra de Dios, nuestra meta en la vida Cristiana no debería ser acerca de la popularidad y la fama, sino de serle fiel a Cristo.

Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano” (1 Corintios 15:58).

A Dios no le importa cuántos “me gusta” y “seguidores” tienes y que tan populares son tus videos de YouTube, Él está buscando esos cuantos fieles que humildemente le servirán para Su gloria. Como Cristianas, debemos recordar que estamos trabajando para la gloria de Dios. Necesitamos trabajar arduamente solo por Su gloria. Debemos servir fielmente a una audiencia de Uno.

Nuestra Cultura Dice: Se Sexy

Dios Dice: Se Santo

Ser una chica en la sociedad de hoy en día puede ser muy difícil. Casi todo en las redes sociales, en las películas, y en las revistas nos dice que seamos sexy, seductiva. Nuestra cultura promueve que nos vistamos de una manera que se vean nuestras partes íntimas para deleite de todos.

Sin embargo, este tipo de pensar es completamente contrario a la Palabra de Dios. Ser sexy no debería ser nuestra meta. En vez de eso, debemos ser santas.

Como hijas de Dios, estamos llamadas a ser santas (apartadas) en este mundo.

En vez de pavonear orgullosamente nuestras cosas alrededor, Dios quiere que vivamos de manera humilde.

Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.” (1 Pedro 1:14-16).

Nuestros cuerpos, acciones, y fotos en línea deberían reflejar un corazón de humildad y modestia.

La santidad y la pureza deberían ser nuestra búsqueda constante.

Los caminos de Dios son lo opuesto a los caminos del mundo.

Como mujeres Cristianas, debemos ser diligentes en asegurarnos que estamos escuchando la voz de nuestro Salvador y obedecer Su llamado para nuestras vidas en vez de caer como presa de las normas de esta sociedad.

Dios está buscando una generación de mujeres modernas que sean fieles y santas.

A quien le importara más honrarlo a El que recibir aplausos mundanos. Quien valientemente y humildemente le servirá, todo para la gloria de Dios y nadie más.

¡Me encantaría escucharte más abajo!

  • ¿De qué maneras estas siendo tentada a perseguir fama en vez de fidelidad?
  • ¿De qué maneras te sientes tentada a ser sexy en vez de ser santa?

 

Escrito por: Kristen Clark
Publicado originalmente en: GirlDefined
Traducido con permiso por: Calina Hillestead

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s