Lo que se espera de ti

Recuerda que estamos estudiando la parábola del Buen Samaritano y la conversación que le antecede entre Jesús y un interprete de la ley (Si recién te unes a este estudio, te recomiendo que leas los dos anteriores, (La gran preguntaGuarda Sus mandamientos) A este punto la conversación esta avanzada y luego de varias intervenciones de uno y otro, el interprete vuelve a preguntar: ¿Quién es mi prójimo? Jesús procedió a contar la parábola del buen Samaritano.

Hemos añadido esta nueva sección porque también deseamos que crezcas en el conocimiento de la palabra de Dios. Cada ultima semana del mes estaremos compartiendo un pasaje de las escrituras en especifico y sortearemos alguna herramienta que te sera de utilidad en tus estudios devocionales. Síguenos en las redes sociales para que te enteres que tenemos para esta semana.

Lucas 10:30-37

30 Respondiendo Jesús, dijo: Cierto hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de salteadores, los cuales después de despojarlo y de darle golpes, se fueron, dejándolo medio muerto. 31 Por casualidad cierto sacerdote bajaba por aquel camino, y cuando lo vio, pasó por el otro lado del camino. 32 Del mismo modo, también un levita, cuando llegó al lugar y lo vio, pasó por el otro lado del camino. 33 Pero cierto samaritano, que iba de viaje, llegó adonde él estaba; y cuando lo vio, tuvo compasión, 34 y acercándose, le vendó sus heridas, derramando aceite y vino sobre ellas; y poniéndolo sobre su propia cabalgadura, lo llevó a un mesón y lo cuidó. 35 Al día siguiente, sacando dos denarios, se los dio al mesonero, y dijo: “Cuídalo, y todo lo demás que gastes, cuando yo regrese te lo pagaré.” 36 ¿Cuál de estos tres piensas tú que demostró ser prójimo del que cayó en manos de los salteadores? 37 Y él dijo: El que tuvo misericordia de él. Y Jesús le dijo: Ve y haz tú lo mismo.

Antes de continuar quisiera destacar algo en particular que me llama mucho la atención, al inicio mencione que la intención del interprete era poner en ridículo a Jesús, muchos intentaron hacer lo mismo y fracasaron, pero me impresiona la bondad de Cristo cuando continua respondiendo las preguntas necias de este hombre, Jesús pudo haberse ido cuando el intentaba justificarse o continuar con Su enseñanza, sin embargo permaneció ahí, porque lo que veía no era un alma necia y orgullosa, veía un alma que necesitaba de Él, que necesitaba salir del error en el que se encontraba y esto es lo que Jesús le está diciendo: necesitas salir del error y la confusión en la que te encuentras y ahora vemos que el pasa a explicarle quien es Su prójimo con esta conmovedora historia. Esto fue un acto de gracia por parte de Jesús.

Respondiendo Jesús, dijo: Cierto hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de salteadores, los cuales después de despojarlo y de darle golpes, se fueron, dejándolo medio muerto (vs.30). Este es el primer personaje de la historia, un viajero a quien unos ladrones no solo le quitaron todo lo que tenía, también le golpearon de tal forma que lo dejaron por muerto tirado en el suelo.

Por casualidad cierto sacerdote bajaba por aquel camino, y cuando lo vio, pasó por el otro lado del camino. Del mismo modo, también un levita, cuando llegó al lugar y lo vio, pasó por el otro lado del camino (vs.31-32). Cuando leemos estos pasajes detenidamente podemos identificar que el camino por donde iba aquel viajero era solitario, la palabra “casualidad” nos hace entender que no se esperaba que alguien pasara durante un largo espacio de tiempo (al menos no en esa temporada) es muy probable que este pobre hombre moribundo y sin esperanza pensara que su vida se había acabado, que no saldría de esa.

¡Ah, pero espera, allí viene un Sacerdote, esta es una muy buena noticia! Un Sacerdote es un hombre de Dios, es quien ofrece los sacrificios en el templo, conoce muy bien las escrituras, la ley y los profetas, sabe perfectamente lo que debe hacer en una situación como esta. Pero ¿Que dice el pasaje que hizo el Sacerdote? Dice que cuando lo vio paso por el otro lado del camino, el Sacerdote insensible prefirió desviarse antes que detenerse a ofrecer ayuda.

¡Pero, aun hay esperanza, allí viene un Levita! Este es un hombre espiritual, siempre está en el templo sirviendo y colaborando, está expuesto a la palabra de Dios, sabe que debe hacer en medio de una circunstancia como esta. Pero ¿Qué dice el pasaje que hizo el Levita? Dice que cuando llego al lugar y lo vio se fue por el otro lado del camino, el Levita también ignoro a aquel hombre moribundo.

Provoca mucha tristeza cuando leemos que tanto el Sacerdote como el Levita ignoraron a este pobre hombre moribundo, se supone que como siervos de Dios ellos debían ser hospitalarios, amorosos, compasivos, mostrarse sensibles ante una situación como esta, pero, pensándolo bien, cuantas veces tu y yo hemos reaccionado de la misma manera que el Sacerdote y el Levita, hemos ignorado la necesidad del prójimo; cuantas veces hemos estado  frente  a  una circunstancia parecida  y  la pasamos  por alto  porque estamos  tan  inmersas  en  nuestras actividades.

El evangelio debe vivirse públicamente, el mensaje de Cristo es un mensaje de amor por los demás, de altruismo, compasión, piedad, hospitalidad, generosidad, amabilidad, Jesús vivió de esta manera, lo reflejo en Su diario vivir y esto es lo que se espera de un creyente genuino seguidor de Él, estas virtudes deben adornar el carácter del creyente, deben adornar tu carácter. 

#Citylife (3).jpg

Si sientes que has estado viviendo ajena a las precariedades de los que te rodean, ora al Señor y pide que haga tu corazón sensible y compasivo para mostrar ayuda al necesitado.

“Nota”

Mañana continuamos con los versículos finales.

Untitled Design (3)
Sorteo del mes de Abril

 

Escrito por

Salva por gracia. Esposa de Josaphat Moreno. Colabora en El Atelier como escritora y editora de contenido. Ama trabajar con adolescentes y jóvenes compartiendo el mensaje de la verdadera feminidad, sexualidad, belleza e identidad en Cristo. ​​​​​​​

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s