Me case para ser feliz

Hace unos días compartía con una amiga a quien tenía mucho que no veía, conversamos y nos pusimos al día, en medio de la plática me comento que se había casado, – wao qué bien me alegro por ti, le respondí; sin embargo no tardó mucho en hacerme saber su descontento y decepción acerca del matrimonio, pues no era lo que ella se imaginaba… Me case para ser feliz, dijo.

En los últimos tres años he visto a varias parejas jóvenes casarse, lo cual me alegra mucho, en medio de una sociedad donde los valores se han invertido, y se le llama bueno a lo malo y viceversa, ver a jóvenes honrando el matrimonio me llena de gozo; sin embargo siempre me hago la misma pregunta, ¿Saben ellos lo que significa el matrimonio?

Así como mi amiga hay una gran cantidad de personas que asumen el compromiso del matrimonio con las intenciones equivocadas, cuando le preguntas a una pareja la razón por la que desean casarse por lo general sus respuestas son:

  • Porque deseo compartir las experiencias de mi vida con otra persona.
  • Porque deseo que esa persona me ayude a ser feliz.
  • Porque el matrimonio me brinda la seguridad de una relación permanente.
  • Porque no me quiero pasar la vida solo o sola.
  • Porque nos amamos.
  • Y aunque esta no la mencionen, es una razón común: para legitimar deseos descontrolados.

La lista podría continuar, estas razones no es que estén malas en sí, pero ninguna por si sola es lo suficientemente fuerte como para ser la bese del matrimonio.

Nosotras vivimos en tiempos donde el significado del matrimonio está en el aire. Desligado de toda fuente de autoridad el matrimonio sigue la cultura, esa que dice que si no funciona, simplemente lo dejas, puedes casarte tantas veces como quieras siempre y cuando seas feliz, satisfagas tus deseos o cumplas con tus expectativas.

Lo cierto es que el matrimonio tiene una importancia eterna y gloriosa, el matrimonio está fundamentado en la verdad, una verdad intrínsecamente centrada en Cristo. El punto central del matrimonio es la Gloria de Dios. El matrimonio fue inventado por Dios y a Él pertenece, lo que significa que tiene derechos únicos sobre su diseño y propósitos.

#Citylife (35).jpg

Aquí te comparto estos 4 puntos acerca del fundamento del matrimonio del pastor Dave Harvey:

  1. El matrimonio no se trata primeramente de mi o de mi pareja, aunque el hombre y la mujer son parte esencial, a la vez son secundarios. Dios es el personaje más importante en un matrimonio.
  2. El matrimonio es para nuestro bien, pero primero es para la gloria de Dios.
  3. Cristo es el punto de referencia para todas nuestras acciones dentro del matrimonio.
  4. El matrimonio fue diseñado por Dios desde un principio para formar una imagen o parábola de la relación entre Cristo y la Iglesia.

Todos estos puntos los podemos ver en Efesios 5:

22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;

23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.

24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.

25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,

26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,

27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.

28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.

29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,

30 porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.

31 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.

32 Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.

Es muy fácil llegar al matrimonio pensando en que las únicas personas relevantes dentro de esta relación son el esposo y la esposa, pero el matrimonio se trata primero de Dios, y no es asombroso porque brinda felicidad, estabilidad o compañía, el matrimonio es maravilloso porque Dios lo diseño para mostrar Su gloria.

Escrito por

Salva por gracia. Esposa de Josaphat Moreno. Colabora en El Atelier como escritora y editora de contenido. Ama trabajar con adolescentes y jóvenes compartiendo el mensaje de la verdadera feminidad, sexualidad, belleza e identidad en Cristo. ​​​​​​​

9 comentarios sobre “Me case para ser feliz

  1. tengo 24 años, me han preguntado que me apasiona, la verdad no encontré respuesta, también que me divierte, no encontré algo en mi vida divertido, la verdad es que cuando me preguntan que me hace feliz, rápidamente respondí Mi familia, teniendo en cuenta que mi familia es mi esposo y mi hijo…pero reflexionando un poco, me he cuestionado ahora ¿soy feliz con mi familia? No, mi felicidad es realmente mi hijo, porque mi relación con mi esposo no es la más armoniosa que se diga, es más desde que me case hace 4 años puedo percibir que no soy feliz, porque mi esposo conmigo no lo es, aunque a veces diga lo contrario, cada día me demuestra que sus felicidad no está a mi lado, puedo notar como se divierte cuando esta con sus amigos, como le apasiona el mundo de la música, la alegría que le proporciona nuestro hijo, lo enamorado que estaba de mi durante 4 años cuando éramos novios, pero desde que nos casamos puedo notar la frustración que ha tenido conmigo siendo su esposa… la verdad es que a veces me pregunto, será que me case para hacerlo feliz a él ó ser feliz yo? Bien, sé que me case para hacerlo feliz a él, porque de esta manera puedo serlo yo, sin embargo esto ha sido un intento fallido, porque el a mi lado desde que nos casamos no lo he hecho feliz, el no ha sido feliz, por lo tanto yo no soy feliz, pero ahora quiero que mi hijo sea feliz, será que puede serlo teniendo a sus padres juntos? .. porque ahora siento que mi felicidad esta en la felicidad de él…necesito orientación.

    Me gusta

    1. Querida hermana, Dios le bendiga en gran manera.
      Muchas gracias por leernos, nos gozamos en Dios por la oportunidad que nos brinda de poder estar en contacto.

      Es importante mencionar que la verdadera felicidad no proviene de cosas externa, no la ofrece una familia, un hijo o un esposo; el único que puede ofrecer felicidad profunda, abundante y desbordante es Dios, de Él procede la verdadera felicidad, en Él está el secreto de la verdadera felicidad. Solo en Dios podemos tener una vida fructífera de abundante gozo sin importar lo que este sucediendo a nuestro alrededor. El es quien da sentido a nuestras vidas.

      Respecto a la situación que nos comenta con su esposo, lo lamentamos mucho, y aunque deseamos poder darle mayor soporte, estamos muy limitadas.
      Nuestro consejo es que busque ayuda en su iglesia local, hable con su pastor, anciano o lider, esa persona piadosa a la que entiende se puede acercar.

      Aquí le dejamos algunas recomendaciones:

      – En primer lugar ore fervientemente por su esposo y matrimonio en general, no existe conflicto alguno tan grande que Dios no pueda reconciliar, y espere pacientemente en el Señor, El hará la obra en su pareja a Su debido tiempo.

      – En lugar de centrarse en aquello que su esposo no esta haciendo o hace mal, comience a aceptar su propia responsabilidad. Permita que el Espíritu Santo use esta situación para transformarla a usted y hacer de su carácter mas como el de Cristo.

      – Pídale al Señor que le ayude a cumplir con su rol de Ayuda Idónea y mientras espera el milagro, lo haga con un espíritu afable y apacible.

      – Antes de considerar el divorcio (que no debe ser una opción) piense en el perdón y la reconciliación. Manténgase firme sin desfallecer confiando en que Dios volverá el corazón de su esposo hacia usted.

      Siempre recuerde amada hermana cuán importante es su matrimonio, este debe reflejar la gloria de Dios y la hermosa relación de Cristo con su iglesia. Ore para que su relación de pareja le hable a todos los que le rodean cuán grande es la misericordia de Dios.

      Un fuerte abrazo,

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s