Gracias Dios porque puedo compartir tu palabra.

Día 5

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. Marcos 16:15

 En el día de ayer comentábamos sobre el privilegio que tenemos nosotras de poder asistir a nuestras iglesias y adorar a Dios, de igual forma es de gran gozo compartir Su palabra con toda libertad. Es de su conocimiento que para muchos cristianos alrededor del mundo están siendo perseguidos por predicar el evangelio, aun así, hay mucho que deciden mostrar el plan de salvación. Nosotras damos gracias a Dios porque podemos hablar de Él con otras personas sin ser perseguidas.

Aunque cabe destacar que muchas de nosotras aunque tenemos la oportunidad no la aprovechamos al máximo, Jesús nos encomendó llevar Su palabra por doquier, Él nos comisiono para que prediquemos el evangelio. ¿Estas tu predicando a tus compañeras de estudio o trabajo que no son creyentes? ¿Estás dando a conocer el evangelio de Cristo a tus familiares y vecinos no cristianos?

Reto:

Aprovecha los tiempos libres en tu centro de estudio o trabajo para hablar de Cristo a tus compañeras, en alguna reunión familiar o cuando tengas la oportunidad de ver a tus familiares comparte la palabra con aquellos que aún no son salvos. Únete a otros jóvenes o damas de tu congregación y salgan en su comunidad a hablar de Cristo, a orar por aquellos necesitados a llevar una palabra de salvación a los hogares. ¡Estas llamada a hablar de Cristo y sus proezas!

#Citylife (21).jpg

Oración Personal:

Dios de toda misericordia, gracias por obrar en mí y permitir que yo escuchara de ti y te aceptara en mi corazón cuando me presentaron tu verdad, de igual forma te doy las gracias por darme la oportunidad de hablar de ti a otros que no te conocen y viven tan necesitados de tu amor, gracias porque puedo predicar tu palabra sin impedimentos, gracias por darme ese privilegio tan grande, hablar de ti, de tu verdad, de tu obra redentora, del regalo de la salvación y vida eterna es un alto honor Señor. ¡Gracias! Aviva en mi cada día mas el anhelo de predicar tu evangelio, que pueda aprovechar cualquier oportunidad para compartir a otros tu verdad, esa verdad que nos hace libres. En tu nombre, amen.

 

Escrito por

Sierva de Cristo. Esposa de Jose Chanel Leonardo. Miembro activo de la Iglesia del Nazareno Visión Celestial, maestra de niños y líder juvenil. Sirvo en el Atelier como Escritora. Psicóloga Educativa de profesión y laboro en Compassion International. ​​​

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.