Cuál es el propósito de Dios para el Noviazgo

Cuando mi esposo y yo nos casamos, una pareja amiga nos invitó a formar parte del grupo de seguimiento a novios de su iglesia, más adelante mi amiga (la esposa que nos invitó al grupo) me comento que uno de los novios había dejado de asistir a las reuniones porque solo se hablaba de matrimonio.

Este joven con su comentario y accionar de no asistir más a las reuniones, dejo muy claro que no le interesa el matrimonio, al menos no por el momento y tampoco en un futuro no muy lejano, aunque es muy probable que su novia si este interesada.

A pesar de que la Biblia no menciona nada acerca del noviazgo, entendemos que antes del matrimonio debe haber un tiempo previo de preparación y a este tiempo previo le hemos llamado noviazgo, en esta etapa la pareja camina junto al Señor en oración, se conocen más, hablan acerca de sus planes futuros, indagan más acerca del matrimonio a la luz de la palabra y el rol que le corresponde a cada uno, ahorran y se preparan para el gran día.

En las relaciones de noviazgo cristianas se espera que los jóvenes piensen en el matrimonio, pues como he mencionado en otras ocasiones “el noviazgo es la antesala al matrimonio” no es una etapa para permanecer juntos hasta el fin de sus días, aunque debo mencionar que en la actualidad ya es costumbre que las parejas permanezcan en esta etapa 4, 5 y hasta 6 años, postergar un matrimonio en una relación donde ambos se atraen físicamente y hay un lazo emocional lo único que puede llevar es a la fornicación o cualquier otro tipo de insinuación sexual. El apóstol Pablo sabía esto muy bien y mira lo que escribió:

En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer;  pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. 1 Cor. 7:1-2 (Énfasis añadido).

Si estas actualmente en una relación de noviazgo hay varios puntos que debes tener en cuenta:

  • Determina las verdaderas intenciones de tu relación, como joven cristiana debe ser llegar al matrimonio y glorificar a Dios a través del mismo.
  • Conversa con tu novio y juntos hagan un plan de acción acerca de su futuro como pareja.
  • Identifica la pretensión de tu novio, ¿Estás pensando en el matrimonio tu sola? ¿Tienes años esperando que él te entregue una sortija de compromiso? ¿Cuándo hablas del matrimonio el evade el tema? Si todas las anteriores son correctas, lamento decirte mi querida hermana, que estás perdiendo tu tiempo.

Existe la posibilidad de que tu estés consiente que él no desea casarse o que no es exactamente un hombre piadoso a la luz de la palabra, pero es tu chico “ideal”, te gusta estar con él, te gusta cómo te trata y los obsequios que te da, ya tienes un vínculo emocional y no quieres dejarlo; tienes la necesidad de sentirte amada, deseada y anhelada; o tienes miedo de que no te corteje nadie más. Si este es tu caso, ¡tranquila! yo estuve justo ahí, pero debes saber que tarde o temprano se acabara, el terminara yéndose y tu quedaras herida. No te limites, no pienses que él es el único, Dios tiene a alguien mucho mejor para ti. Acércate a Él y pide sabiduría, pide a Dios que te de fortaleza para tomar la decisión de terminar con esa relación sin rumbo, Dios me ayudo a tomar esa decisión años atrás y gracias a eso hoy puedo disfrutar de la compañía de un esposo maravilloso, que ama a Dios más que a mí, y se ha comprometido a amarme y cuidarme mientras la vida perdure.

Si aún no estás en una relación de noviazgo, te comparto estos puntos:

  • Concentra todos tus anhelos y esfuerzo en permanecer cerca de Dios y no en la ardua búsqueda de un novio.
  • Se paciente y espera, no caigas en la mentira de que el mundo se acabara y nunca tendrás un novio o no llegaras a casarte, ¡el Señor proveerá! Mientras tanto practica el contentamiento.
  • No ores por un novio, ora por tu futuro esposo, pide a Dios por un hombre piadoso, que pueda ser tu líder espiritual, protector y proveedor.
  • Si aún no estas lista para casarte, no te envuelvas en una relación de noviazgo.
  • No despiertes el amor antes de tiempo.
  • Cuando te sientas atraída por un joven, identifica si es el indicado. ¿Cómo? ¡Ora! Dios siempre está ahí para escucharte y te responderá a su debido tiempo. ¡Observa! ¿Es un verdadero cristiano? ¿Ha dado buenos frutos? ¿Cómo se relaciona dentro del cuerpo de Cristo? ¿Cómo se comporta con las demás chicas? ¿Cómo trata a su madre y hermanas?
  • Desarrolla una cosmovisión biblia acerca del noviazgo y matrimonio y vive apegada a tus principios.
  • Durante la etapa del cortejo, se clara y precisa, pregunta al joven acerca de sus intenciones al cortejarte, expresa tus pensamientos acerca del noviazgo y su propósito.

Finalmente te dejo con el principio que envuelve este pasaje.

Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. 1 Corintios 10:31

“Cualquier otra cosa”, también involucra tu relación de noviazgo. Procura glorificar a Dios a través de tu relación sentimental en todo momento.

 

Escrito por

Salva por gracia. Esposa de Josaphat Moreno. Colabora en El Atelier como escritora y editora de contenido. Ama trabajar con adolescentes y jóvenes compartiendo el mensaje de la verdadera feminidad, sexualidad, belleza e identidad en Cristo. ​​​​​​​

Un comentario sobre “Cuál es el propósito de Dios para el Noviazgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.