La verdadera fuente de amor

Año tras año, para esta época que la cultura ha denominado el mes del amor, vemos la gran cantidad de persona que se desbordan para hacer sentir especial a sus parejas y amistades. Los comercios son parte de esta tradición y para este mes todo lo que venden es alusivo al amor.

¿Qué es el amor?

Especialmente en este mes  en muchos espacios podemos encontrar diversas definiciones de amor, en los programas televisivos, radiales o prensa escrita; pero nosotras como chicas Cristianas encontramos la verdadera definición de amor en Dios.

Dios es amor. 1 Juan 4:8b

Dios es la esencia misma del amor, solo en El hayamos la verdadera fuente del amor. El amor es inherente a todo lo que Él es y hace.

El mismo nos proporcionó una definición de amor:

El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante; no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido; no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad; todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser. 1 Corintios 13:4-8

¿Por qué esperar un día en el calendario para expresar  amor?

De manera particular nunca he celebrado el día del amor y la amistad, considero que es solo un día comercial, y que existen 364 días más para expresar nuestro amor hacia los demás, y aunque regalar un obsequio es un lindo gesto, lo más importante es demostrar nuestro amor con nuestros hechos, hay muchas personas que solo expresan su amor ese día del año en específico; sin embargo en diversos pasajes las Sagradas Escrituras nos motivan a permanecer en amor:

En todo tiempo ama el amigo, y el hermano nace para tiempo de angustia. Proverbios 17:17

Y sobre todas estas cosas, vestíos de amor, que es el vínculo de la unidad. Colosenses 3:14

Sobre todo, sed fervientes en vuestro amor los unos por los otros, pues el amor cubre multitud de pecados. 1 Pedro 4:8

Este es mi mandamiento: que os améis los unos a los otros, así como yo os he amado. Juan 15:12

Sed afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, daos preferencia unos a otros. Romanos 12:10

Nadie ha visto jamás a Dios, pero si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece entre nosotros, y entre nosotros su amor se ha manifestado plenamente. 1 Juan 4:12

Amaras a tu prójimo como a ti mismo. Mateo 22:39b

Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, pero no tengo amor, he llegado a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe. 1 Corintios 13:1

Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se dio a sí mismo por ella. Efesios 5:25

Maridos, amad a vuestras mujeres y no seáis ásperos con ellas. Colosenses 3:19

Dios nos muestra Su imperecedero amor día tras día, Su misericordia y bondad nos hablan de la belleza de Su corazón e infinito amor.

El amor debe ser una práctica habitual, aquel que en verdad ha nacido de nuevo exhibe a diario el hábito característico del amor.

La mayor muestra de amor

Para muchos en el mundo la mayor muestra de amor es un magnifico regalo el 14 Febrero, una cena romántica a la luz de las velas o una  hermosa celebración entre amigos. Nuestra gran muestra de amor se encuentra en la cruz de Cristo y Su regalo de la vida eterna:

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que Él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como propiciación por nuestros pecados. 1 Juan 4:10

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16

En esto conocemos el amor: en que Él puso Su vida por nosotros. 1 Juan 3:16

El hijo de Dios renuncio a Su propia vida por el bien nuestro como creyentes, y Su sacrificio perfecto es la verdadera esencia del amor.

#Citylife (6).jpg

El amor de Dios es infinito e inexplicable,  Él nos amó aun cuando éramos impías y pecadoras (Romanos 5:6-10) aun estando separadas de Él, nos amó y envió a Su hijo a morir en nuestro lugar.

No importa si te sientes amada o no, no importa lo que hayas hecho, Dios te ama incomparablemente, y Su amor por ti no se basa en lo que puedas hacer por El, por tus logros o porque lo merezcas, Él te ama porque Él es amor y te amo desde la Eternidad y te amara por la Eternidad.

Como hija de Dios, que has nacido de nuevo y haz recibido Su naturaleza (2 Pedro 1:4) aquella que se caracteriza por el amor, vive en amor, permanece en el amor, refleja el amor día tras día.

Escrito por

Salva por gracia. Esposa de Josaphat Moreno. Colabora en El Atelier como escritora y editora de contenido. Ama trabajar con adolescentes y jóvenes compartiendo el mensaje de la verdadera feminidad, sexualidad, belleza e identidad en Cristo. ​​​​​​​

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.