¿Debo estar casada para cumplir con el rol que Dios me ha dado?

Es muy probable que alguna vez te hallas hecho estas preguntas: ¿En qué momento específico debo comenzar a vivir este diseño divino? ¿Si soy adolescente aún, esto aplica para mi? ¿Qué implica esto para una soltera?  ¿Debo esperar a casarme para poder cumplir con mi rol como mujer?

No importa tu edad, no importa si estas casada o no. Si has comprendido por la Biblia cuál es la manera especial en que has sido creada, si entiendes el rol que Dios le ha dado al hombre y a la mujer, si deseas con todo tu corazón agradar a tu Señor entonces ya estás lista para cumplirlo.

Apoyar el liderazgo de los hombre que nos rodean y  aprender a someternos a una autoridad son cosas que podemos ir poniendo en practica aún antes de casarnos. En nuestros hogares, en nuestras iglesias y en los centros de estudio.

En otros artículos de El Atelier se han mencionado mujeres de la biblia que cumplieron muy bien su rol apoyando el liderazgo de los hombres que estaban cerca  y pusieron en práctica la sumisión.

De manera práctica, ¿Cómo puedo cumplir mi rol sin estar sujeta a un marido aún?

1- “En el hogar”

  • Sometiéndome a mis padres en obediencia.
  • Respetando y apoyando las decisiones de ellos.
  • Cumpliendo con mis responsabilidades  en el hogar.
  • Sirviendo con amor a mi familia.

2- “En la iglesia”

  • Apoyando, respetando y animando el liderazgo de los hombres de mi  iglesia.
  • Sirviendo al liderazgo de mi pastor.
  • Orando por ellos.

3- “En centros de estudio”

  • Obedeciendo a las autoridades y maestros.
  • Respetando las normas que haya. No actuando en desorden y desobediencia.
  • Actuando con prudencia y sensatez.

Aprovechemos cada etapa de nuestras vidas para crecer y madurar en el Señor, para dar gloria a Su nombre. Aceptemos su diseño y vivamos de acuerdo a El.

Somos llamadas a obedecer a nuestro Señor, pero nunca veamos la ley del Señor como algo pesado, indeseado o que nos cargue. Aprendamos a amar su propósito para nosotras.

Me encanta cómo el salmista se expresa  en el Salmo 119:

!!Oh, cuánto amo yo tu ley!  Todo el día es ella mi meditación. (vs 97)

!!Cuán dulces son a mi paladar tus palabras!
Más que la miel a mi boca. (vs. 103)

Que al igual que el salmista cada día podamos amar la ley de Dios, atesorando Su palabra en nuestros corazones y aceptando su hermoso diseño para nosotras.

Escrito por

Doulos por gracia. Amante del diseño de Dios. Esposa de Jey Nuñez. Maestra en preescolar y apasionada por la enseñanza. Líder de grupos pequeños en la iglesia Jesucristo Fuente de Amor Elohim. Co-fundadora de ADORA. Y colabora en El Atelier como autora de contenidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s