Mi Resolución para el 2017

Hablar de resoluciones para aquellas que son muy espontaneas es un tema delicado, debido a que hay ciertas decisiones con las que se deben comprometer y cumplir aun cuando no estén muy entusiasmada.

Para esas chicas que son muy organizadas este es un tema muy importante, cada año inician con una planificación por escrito y asumen el compromiso de cumplir lo que se han propuesto.

Desde la última semana de Diciembre hay muchas que están considerando una variedad de resoluciones para año nuevo, sobre planificación financiera, presupuesto, dietas, ejercicio, unos que otros viajes, establecer prioridades, la compra de un vehículo; entre otras.

Yo soy una de esas ultimas, siempre he sido muy planificada, aunque para ser sincera no siempre cumplía con toda mi lista, pero en este año he decidido cambiar mis resoluciones, y quiero animarte a través de este artículo a que hagas lo mismo, independientemente de que seas una chica planificada o no.

Yo quiero que mis resoluciones sean para con Dios, más que una lista de simple planificación, mi anhelo es que sean firmes decisiones sostenidas por el poder del Espíritu Santo, capaz de producir cambios positivos en mi vida y a mi alrededor. En esencia se tratan de principios que han sido establecidos por Dios.

Mi Resolución:

  • Vivir para Cristo y abrazar Su palabra.

Nosotras vivimos en este mundo, pero no somos de este mundo, por tal razón no nos podemos conformar a este sistema mundano que vive en enemistad con Dios. Debemos vivir en esta tierra con un propósito eterno, siendo guiadas por la voz de Dios (Las Sagradas Escrituras).

  • Vivir bajo las normas más elevadas de Integridad y Pureza.

En un mundo caído, plagado e infestado de pecado a veces se hace difícil vivir en Integridad y Pureza, sin embargo este es un principio en el que debemos mantenernos firmes y decididas. NO TOLERAR INFLUENCIAS IMPÍAS EN NUESTRA VIDA (esto incluye: amistades, literaturas, música, películas o programas televisivos). NO CAMBIAR NUESTROS PRINCIPIOS CRISTIANOS PARA CONFORMARNOS A ESTE MUNDO. NO REFORMAR NUESTRAS CONVICCIONES PARA SEGUIR SIENDO POPULARES O SER ACEPTADAS.

  • Enfocarme en las prioridades de Dios para mi vida.

A veces nos envolvernos en demasiadas actividades, y hacemos una inversión de tiempo, talento y energía en proyectos que en realidad no valen la pena. Hagamos de esto una oración constante, pidamos a Dios que nos muestre cuáles son Sus prioridades para nuestras vidas de acuerdo a la etapa en la que nos encontramos, que nos ayude a no desperdiciar nuestro tiempo, sino a invertir para Su reino, para la Eternidad.

  • Dedicar tiempo a otros.

Dios me ha bendecido con muy buenos amigos y una grandiosa familia, estoy segura de que a ti también, pero muchas veces con todas nuestras ocupaciones nos olvidamos de dedicar nuestro tiempo a esas personas. En este año vamos a ser diferentes (recuerda que esta es también mi resolución) Pidamos a Dios en oración que nos de la libertad de la carga que produce el orgullo, fingimiento, apariencias, la necesidad de ser nosotras el centro de atención o impresionar o simplemente las demasiadas ocupaciones que nos impiden estar cerca, y que nos ayude a ser humildes y a valorar a los demás, a escucharlos y pasar tiempo con ellos, y que haga de esos momentos oportunidades para edificarnos, para aprender, para ser bendecidos.

  • Perdonar y amar.

¡Cuán pecadora soy yo, y cuanto me ha perdonado Cristo! ¿Y sabes cuál es la mejor parte? Él me perdona y se olvida de mi pecado y me sigue amando de igual forma. ¡Que Dios tan misericordioso tenemos! Ese es mi mayor ejemplo para perdonar y amar. Vamos a examinarnos ¿Hay en nosotras falta de perdón? Decidamos vivir sin amargura, sin rencor, y experimentar la paz que proporciona el perdón. (Marcos 11:25-26; Hebreos 12:14)

  • Vivir con el corazón rebozado de contentamiento.

Esta resolución es muy importante para mí, Dios me ha estado enseñando mucho sobre el contentamiento, y la verdad es que no quiero dejar de aprender, por eso aparece en mi lista. Definitivamente el corazón satisfecho aun en las peores circunstancias de la vida se muestra agradecido, y es que cuando valoramos lo que Dios hizo por nosotras: nos rescató, nos perdonó y nos dio vida eterna, si no nos diera más, ya eso es suficiente, Su Gracia es suficiente, Su Misericordia es suficiente, Su Amor es suficiente, Su fidelidad nos basta. A ti mi querida hermana, no importa en la etapa de la vida que te encuentres, se agradecida, muestra contentamiento, glorifica a Cristo a través de todas tus circunstancias, esto te permitirá disfrutar plenamente de todo lo que tienes y te dará la oportunidad de esperar el futuro con paz y te evitara la frustración y ansiedad que a veces acompañan nuestras miradas al futuro.

Para cualquier tipo de resolución se necesita determinación, es necesario ser intencional y constante, pero cuando se trata de vivir bajo principios bíblicos se necesita algo más, necesitamos del Espíritu Santo, debemos hacer de esto un motivo de oración, porque definitivamente solas no podremos lograrlo. Te invito al igual que yo a abrazar estos principios mientras estamos siendo transformadas a la imagen de la voluntad de Dios.

Recuerda que mientras más nos ocupamos en vivir en este mundo para Cristo, mas deleite traeremos a nuestro Señor.

Escrito por

Hija de Dios por gracia. Esposa de Josaphat Moreno. Colabora en El Atelier como escritora y editora de contenido. Ama trabajar con adolescentes y jóvenes, compartiendo el mensaje de la verdadera feminidad, belleza e identidad en Cristo. ​​​​​​​

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s