Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz

Estamos en mi mejor época del año, a mí me encanta la navidad, pues celebramos el mejor acontecimiento en toda la historia del universo. La encarnación del Dios eterno en la persona de Jesucristo.

La Biblia nos enseña que cuando el Salvador nació hubo una gran celebración:

En la misma región había pastores que estaban en el campo, cuidando sus rebaños durante las vigilias de la noche.  Y un ángel del Señor se les presentó, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor, y tuvieron gran temor. Mas el ángel les dijo: No temáis, porque he aquí, os traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todo el pueblo; porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. Y esto os servirá de señal: hallaréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. Y de repente apareció con el ángel una multitud de los ejércitos celestiales, alabando a Dios y diciendo:

Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres en quienes Él se complace. (Lucas 2:8-14)

Los ángeles habían presenciado muchos acontecimientos gloriosos y tomado parte en muchos coros de gran solemnidad alabando al Dios Todopoderoso. Ellos estuvieron presentes cuando El Señor creaba el universo:

Cuando cantaban juntas las estrellas del alba, y todos los hijos de Dios gritaban de gozo. (Job 38:7)

Pero esta vez, al ver al Eterno conformarse al tiempo, al Creador hacerse criatura y reposar en el seno de una mujer, los ángeles entonaron la más sublime de las alabanzas y cantaron: Gloria a Dios en las alturas. Así, el tributo de su alabanza excepcional se rindió al acto más majestuoso de la divinidad.

Aun cuando toda la creación sea como un gran coro de alabanza, no expresará jamás el contenido glorioso del cántico de la encarnación. Hay más en ella que en la creación, más melodía en Jesús, puesto en el pesebre, que en mundos sobre mundos girando en majestad y gloria alrededor del trono del Altísimo. Charles Spurgeon

#Citylife (13).jpgEl verbo se hizo carne para darnos salvación, para darnos vida eterna. En un solo momento, justo en ese instante cuando el Invisible se hizo visible, Sus atributos divinos se magnificaron. Su poder, amor, justicia, sabiduría, gracia, y verdad. Y es ahí, donde los ángeles armoniosamente elevaron su adoración.

En esta ocasión ellos entonaron una alabanza que nunca antes habían cantado:

…y en la tierra paz.

Después de la caída del hombre no había paz en el mundo, pero ese momento, ese pesebre donde estaba el Rey Jesús se convirtió en una señal de paz, Sus pañales blancos  estaban siendo levantando como bandera, había cesado la guerra entre la conciencia del hombre y Dios.

…y en la tierra paz entre los hombres en quienes Él se complace.

No existe ningún otro lugar donde podamos experimentar la paz que Cristo nos da, el evangelio de Dios nos proporciona paz, paz que sobrepasa todo entendimiento. Se trata de esa paz que experimenta el alma perdonada como resultado de la justificación divina. Y es un regalo gratuito para todos aquellos en quienes reposa el favor de Dios.

Así como los ángeles del cielo alabaron a Dios ante este gran acontecimiento, celebremos, cantemos y adoremos a nuestro padre celestial, quien envió a Su hijo Jesús, Justo y Santo, Santo, Santo, a ocupar nuestro lugar en la cruz del calvario para darnos salvación y vida eterna.

Esta es la verdadera razón de la navidad: JESUS, EL PRINCIPE DE PAZ.

Escrito por

Hija de Dios por gracia. Esposa de Josaphat Moreno. Colabora en El Atelier como escritora y editora de contenido. Ama trabajar con adolescentes y jóvenes, compartiendo el mensaje de la verdadera feminidad, belleza e identidad en Cristo. ​​​​​​​

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s