Diseñadas con un propósito 

Quizás en algún momento de tu vida te has preguntado ¿Cuál es el propósito específico de ser una chica? Estoy segura que cada una tiene una respuesta distinta, todo dependerá de la fuente que hayas escogido para identificar el propósito.

Es mi deseo que al final de este articulo puedas sentirte segura sobre la feminidad y entender el propósito específico de Dios al diseñarte como una chica.

Me gusta mucho la observación que hace la escritora Carolyn Mahaney respecto a nuestra identidad:

“No dependemos de nuestra cultura para encontrar nuestra identidad femenina; no consultamos nuestros sentimientos para descubrir nuestro propósito. Todo lo que somos y todo lo que hacemos tiene su origen en Dios.
No somos chicas por simple casualidad; nuestro género no es accidental. Fuimos creadas intencionada y deliberadamente. Fuimos predeterminadas y predestinadas por un Dios lleno de sabiduría, poder y amor”. 

Dios es la verdadera fuente para identificar nuestro propósito, cuando El creo la primera mujer (Eva) hizo una criatura completamente femenina, lo que significa que nacimos según el género femenino porque fuimos creadas así.

Cuando leemos el relato de la creación podemos identificar que Dios creo al hombre y a la mujer para que fueran mayordomos de la creación, pero con roles distintos, a cada uno se le asigno su papel.

En un artículo anterior “Aprendiendo sobre Feminidad Bíblica” hablamos sobre el llamado de la mujer a ser una ayuda idónea basado en Génesis 2:18 “Y el Señor Dios dijo: No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea”. Eva fue creada para ser ayuda idónea para Adán, es decir fue creada para complementarlo, apoyarlo y colaborar con él en la tarea que Dios le había encomendado (este es el primer propósito por el cual fuimos creadas). Y mencione como puedes aprender a ser ayuda idónea desde temprana edad.

Recuerda que fuimos creadas femeninas, y no necesitamos llegar al matrimonio para expresar nuestra feminidad, más bien podemos reflejarlo en todas nuestras relaciones.

El segundo propósito es que fuimos creadas para procrear. Chicas, nosotras somos el género que Dios escogió para concebir, portar y dar a luz una vida. La maternidad es exclusivamente para las mujeres, nuestro cuerpo ha sido diseñado con la capacidad de ser madres. “Y el hombre le puso por nombre Eva a su mujer, porque ella era la madre de todos los vivientes”. Génesis 3:20

El procrear y criar hijos es un don de la gracia de Dios, pero esto no excluye a las mujeres solteras o a algunas casadas que por una razón determinada no pueden dar a luz.
Una mujer soltera podría criar muchos hijos y manifestar su feminidad; cuando crías los hijos de otras personas, atiendes los hijos de otra familia, cuando enseñas a niños, cuidas de tus hermanos menores o eres voluntaria en algún hogar de niños.

Dios nos creó como mujeres para ser dadoras de vida, nos diseñó con la habilidad de producir tanto vida física como espiritual. “Hace habitar en casa a la mujer estéril, gozosa de ser madre de hijos. ¡Aleluya!” Salmo 13:9. Dios da a la mujer sin hijos “hijos espirituales” aquellos a los cuales ella impacta.

Por último, hablemos sobre la domesticidadla devoción por la vida hogareña. En Tito 2:3-5, Pablo instruye a las mujeres mayores a enseñar a las jóvenes como ocuparse del hogar, pues es responsabilidad de la mujer atender las necesidades del hogar.

Esta es una faceta muy importante de la feminidad, por tanto no necesitas llegar al matrimonio para cultivarla, puedes iniciar desde ya a desarrollar amor por la vida hogareña, no pienses que es una profesión poco digna. Cuando nosotras abrazamos la feminidad bíblica estamos glorificando a Dios.

Independientemente  de la etapa en la te encuentres; si eres soltera, vives con tus padres o tienes tu propio hogar, es importante que adquieras amor por el hogar, que aprendas a encargarte del orden y la limpieza. Y si tienes otra ocupación procura mantener un equilibrio para que cultives el amor por el hogar.

Contrario a la opinión popular, si abrazas la feminidad bíblica, si comienzas a vivir bajo el diseño con el cual fuiste creada, reconocerás que los caminos de Dios realmente son los mejores y le traerás honra.

Damos gracias a Dios por el maravilloso privilegio que El nos ha dado de ser chicas, de ser femeninas. El pensó en nosotras desde antes de la fundación del mundo, planifico todas nuestras características anatómicas, psicológicas y fisiológicas para cumplir Su proposito a través de nuestro genero. Wao! Es increíble que nuestro padre celestial y creador del universo pensara en ti y en mi mucho antes de nuestra existencia para que reflejemos la gloria de Su hijo Jesús como chicas. Este es un alto honor!

Te animo a vivir bajo el diseño de Dios para tu vida, esto te traerá gran bendición y gozo.

Fuente RSS

Escrito por

Salva por gracia. Esposa de Josaphat Moreno. Colabora en El Atelier como escritora y editora de contenido. Ama trabajar con adolescentes y jóvenes compartiendo el mensaje de la verdadera feminidad, sexualidad, belleza e identidad en Cristo. ​​​​​​​

Un comentario sobre “Diseñadas con un propósito 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.