7 Principios de la Santidad

Ser santas no es ser perfectas. Es dejar que Él que es santo more en nosotras. No podemos ser santas por nosotras mismas, pero podemos tomar decisiones que permitan que la pureza y la santidad se manifiesten en nosotras.

Podemos separarnos de lo que quita la santidad de Dios en nosotras y morir a nuestra lujuria. Y somos capaces de hacer esto porque los que son de Cristo Jesús han crucificado la naturaleza pecaminosa, con sus pasiones y deseos. (Gálatas 5:24). No somos esclavas de nuestra carne. Somos capaces de tener vidas puras consagradas al Señor.

Te comparto estos siete principios  de lo que es santidad y como saber cuándo no los observas en ti misma:

1. Santidad significa separarte del mundo.

Esto significa que tu corazón se desprende del sistema de los valores del mundo. Tú, en lugar de eso, valoras las cosas que Dios valora por encima de todo lo demás.No amen al mundo ni nada de lo que hay en él. Si alguien ama al mundo, no tiene el amor del Padre. Porque nada de lo que hay en el mundo —los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida— proviene del Padre sino del mundo. (1 Juan 2:15-16).

2. Santidad significa purificarte a ti misma.

Es pedirle a Dios, quien es puro, que purifique nuestros corazones. Purificarnos a nosotras mismas es hacer un inventario de nuestras vidas, de nuestros pensamientos, de nuestras acciones y de nuestro trato con los demás y limpiarnos de cualquier cosa que nos contamine. Todo el que tiene esta esperanza en Cristo, se purifica a sí mismo, así como él es puro. (1 Juan 3:3).

3. Santidad significa vivir conforme al Espíritu y no conforme a la carne.

Nuestros pensamientos carnales nos descalifican tanto como nuestras acciones. ¿Estamos celosas de alguien? ¿Le damos voluntariamente un lugar al pecado? ¿Tenemos conflictos con nuestro prójimo? Si la respuesta es sí, estamos viviendo conforme a la carne, y esta nos destruirá.Los que viven conforme a la naturaleza pecaminosa fijan la mente en los deseos de tal naturaleza; en cambio, los que viven conforme al Espíritu fijan la mente en los deseos del Espíritu.  (Romanos 8:5).

4. Santidad significa estar limpia de inmoralidad sexual.

La mayor mentira que nuestra sociedad está aceptando ciegamente es que el pecado sexual no es malo. Sin embargo, la palabra de Dios dice: La voluntad de Dios es que sean santificados; que se aparten de la inmoralidad sexual;  que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa,  sin dejarse llevar por los malos deseos como hacen los paganos, que no conocen a Dios (1 Tesalonicenses 4:3-5).

5. Santidad significa ser santificadas por Jesús.

Porque con un solo sacrificio ha hecho perfectos para siempre a los que está santificando (Hebreos 10:14).Esto no significa que no tenemos que preocuparnos nunca más por el pecado y que podemos hacer lo que deseemos porque Él se encargó de eso. Significa que debemos continuar viviendo con Él y pedirle a Dios que nos ayude a vivir conforme a Su palabra.

6. Santidad significa caminar cerca de Dios.

Cuando no procuramos caminar cerca de Dios ni (con) un estilo de vida de pureza y paz, nos es imposible ver al Señor con claridad.Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor (Hebreos 12-14).  La única manera que podemos estar cerca de Dios es apreciando su santidad y viviendo en pureza. ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón (Salmos 24:3-4ª).

7. Santidad significa dejar que Dios te guarde.

a santidad es la voluntad de Dios para nuestras vidas, y algo que Dios planeo para nosotras desde el principio. Dios estableció un camino para que nosotras vivamos en santidad. Y Él es capaz de guardarnos santas. Cuando nuestros corazones desean vivir en pureza, y hacer bien las cosas, Dios nos guardará de caer en pecado. Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él. En amor (Efesios 1:4).

¡Dios puede realzar nuestra belleza con la belleza de su santidad!

Tomemos un momento de intimidad con Dios para pedirle que nos permita ser puras y sin manchas delante de Él, que continúe purificándonos con el poder de su espíritu. Que nos ayude a seguir lo bueno, a separarnos de lo que no es santo. Que nos de discernimiento para reconocer lo que no tiene valor y apartarnos de allí. Pidámosle que nos ayude a no entregarnos a cosas impuras, sino más bien a las cosas que cumplen Su plan en nosotras.

Del libro El Poder de la Mujer que Ora (Stormie Omartian)

Fuente RSS

Escrito por

Sierva de Cristo. Esposa de Jose Chanel Leonardo. Miembro activo de la Iglesia del Nazareno Visión Celestial, maestra de niños y líder juvenil. Sirvo en el Atelier como Escritora. Psicóloga Educativa de profesión y laboro en Compassion International. ​​​

2 comentarios sobre “7 Principios de la Santidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s