La oración moldea nuestro carácter

En nuestro mundo actual que va tan rápido y donde tenemos tantas cosas por hacer se nos va el tiempo en un abrir y cerrar de ojos, es mi deseo que dentro de esa agenda tan apretada, estés  tomado tiempo para hablar con Dios.

Te has preguntado alguna vez ¿Cómo trabaja Dios en nuestro carácter cuando llevamos una vida constante de oración?

La oración es el medio que disponemos para comunicarnos con Dios, para pedir su intervención divina en nuestra vida.

Casi siempre nos dirigimos a Dios cuando estamos en situaciones difíciles, cuando nos sentimos desoladas o abatidas por alguna situación incómoda, cuando estamos luchando con un mar de emociones no agradables. Nos dirigimos a Él para presentar a nuestra familia, le pedimos sabiduría para  poder aprobar nuestros exámenes, oramos por nuestro trabajo, por un aumento de salario o solo nos ponemos de rodillas para mejorar nuestra relación con Él.

Cada vez que nos dirigimos a Dios queremos que conteste nuestras oraciones rápido, que dé respuesta a las peticiones que desea nuestro corazón y sin embargo no le damos la oportunidad de respondernos a su debido tiempo y conforme a su voluntad.

Un día alguien me dijo ¨estamos en la era de las cosas instantáneas¨, ciertamente pienso que eso es algo muy cierto, un ejemplo claro de esto es que cuando estoy en alguna estación del metro, casi siempre tomo las escaleras eléctricas, sin embargo, aun tomando esas escaleras voy subiendo los peldaños para llegar más rápido; también cuando en casa preguntan ¿Qué haremos de cena? Lo primero que se menciona es lo más rápido, ir a comprar pollo frito o pizza, con tal de no esperar mucho tiempo para cenar. Sé que mientras leen recordaran momentos en sus vidas en lo que han deseado obtener las cosas rápidas.

Pero cuando queremos hacer u obtener las cosas instantáneamente, nos perdemos el placer de aprender, no nos deleitamos viendo a las personas que también suben las escaleras con nosotras, no compartimos con nuestra familia el gozo de preparar la cena juntos o en el caso de la oración no tomamos tiempo para ser moldeadas por Dios.

Me detuve a pensar en esto y es justamente esa la manera en que nosotras quisiéramos que Dios responda nuestras oraciones INSTANTANEAMENTE, sin embargo, lo que a veces olvidamos es que cuando dedicamos el tiempo necesario a la oración, Dios moldea nuestro carácter y nos enseña dos aspectos importantes que la oración puede mejorar o cambiar en nosotras:

              1.   La oración nos enseña a ser pacientes
Como chicas, a veces nos dejamos influenciar por esta era de cosas instantáneas, tendemos hacer un tanto impacientes, mientras que Dios quiere enseñarnos a esperar en ÉL, esperar que nuestra oración sea escuchada y respondida conforme a su voluntad y a su debido tiempo.

Este fue el caso de Jesús, Él sabía que debía ser paciente y esperar en su Padre y estas palabras lo expresan muy bien: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. (Lucas 22:42)

            2.    La oración nos hace sumisas
En estos tiempos nosotras tendemos a ser más independientes, nos sentimos autosuficientes y nos mostramos más autónomas, pero cuando presentamos nuestras oraciones a Dios tenemos que sujetarnos a la respuesta que Él nos dé.

Por lo tanto considero que orar es un privilegio y aún más cuando dejamos que Dios responda conforme a su voluntad y a su tiempo, cuando aprendemos a depender de Él y cuando dejamos que Él nos enseñe y moldee por medio de la oración.

Y esta es la confianza que tenemos delante de Él, que si pedimos cualquier cosa conforme a su voluntad, Él nos oye. (1 Juan 5:14)

Si para Jesucristo fue tan importante la oración ¿Cuánto más debería ser para nosotras?

Les invito a que juntas oremos a Dios para que moldee nuestro carácter, nos haga más pacientes y sumisas y nos enseñe a esperar Su respuesta en Su perfecta voluntad.

Escrito por

Sierva de Cristo. Esposa de Jose Chanel Leonardo. Miembro activo de la Iglesia del Nazareno Visión Celestial, maestra de niños y líder juvenil. Sirvo en el Atelier como Escritora. Psicóloga Educativa de profesión y laboro en Compassion International. ​​​

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.